Universidad Michoacana tiene 10 días para llegar a acuerdos con el SPUM

Hoy estallaría la huelga por parte del Sindicato de Profesores de la Universidad, pero prorrogó el paro al 28 de este mes

Foto: La Voz de Michoacán.

Juan Bustos / La Voz de Michoacán

Tras los jaloneos entre la autoridad universitaria y el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), finalmente se prorrogó la fecha del estallido a huelga para el 28 de mayo próximo y no el 18 de junio, como planteó originalmente el gremio en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), por lo que con sólo diez días para lograr acuerdos adicionales aún existe un riesgo de paro de labores en la institución.

Las partes llegaron a un acuerdo temporal de último momento poco antes de las 17:00 horas, esto tras la postura de la Rectoría de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) en torno a que se habían atendido la mayoría de las demandas sindicales, por lo que no había razón de extender la amenaza de huelga ni pedir una nueva prórroga, sin embargo, el gremio se opuso, al señalar que debería consultarse la decisión con la bases y que bajo el actual contexto de contingencia sanitaria y medidas de aislamiento no se ha podido realizar dicho ejercicio.

PUBLICIDAD

En un comunicado, el Comité Ejecutivo General del Sindicato de Profesores de La Universidad Michoacana (SPUM) aseguró que trabajaba, a pesar del riesgo para los integrantes del órgano, en torno a la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo y del estado que guardan las presuntas violaciones que han venido señalando en los últimos meses.

Sin embargo, la dirección sindical argumentó que no ha sido posible dar a conocer a los agremiados los avances que hay al respecto por la situación actual de la pandemia, “cosa que haremos a la brevedad por los medios pertinentes, buscando siempre que no se ponga en peligro a los académicos sindicalizados”.

PUBLICIDAD

Manifestaron los integrantes del SPUM que por lo ya expuesto y dadas las medidas sanitarias que han implementado, tanto las autoridades federales, como las estatales, inclusive mediante decreto, el comité por consenso y atendiendo la opinión de “muchos” de sus agremiados, consideró pertinente solicitar una prórroga para el próximo 18 de junio en lo que respecta al estallamiento de la huelga prevista que estaba planeado para ayer.

El gremio hizo un llamado a la autoridad universitaria para que fuera “sensible” al escenario que se vive, “de lo contrario todos tendríamos que asumir las consecuencias, que en razón de esto se pudieran derivar”.

A pesar de la determinación del dirigente Jorge Luis Ávila Rojas de buscar el prolongar la definición del emplazamiento hasta mediados de junio, que representaría para la Universidad Michoacana poner en riesgo las evaluaciones de cierre de ciclo escolar, al final ambas partes acordaron dejarlo únicamente en diez días, por lo que el Sindicato de Profesores nuevamente estudiará la posibilidad de irse o no a huelga hasta la próxima semana. 

Es de resaltar que mientras el SPUM señalaba la necesidad de que se diera tiempo de atender el emplazamiento hasta junio para poder resolver la definición de las bases, en un contexto donde están restringidas las reuniones multitudinarias, para las autoridades nicolaitas no había mucho que agregar al tema pues prácticamente se había dado cauce a todas aquellas demandas e incluso habría cedido en algunas cuestiones con tal de desaparecer por completo el amago de paro.

De acuerdo a información de la Rectoría, se tenían resueltas la mayoría de las demandas por lo cual había condiciones para evitar la huelga este lunes 18 de mayo, ya que lo central estaba atendido y podrían, como en otros años, atender el resto de las demandas a través de mesas de trabajo.

Asimismo, la Rectoría advirtió a los agremiados que si estallaba la huelga se suspendía inmediatamente el pago de salarios y los avances o propuestas ya ofrecidas por la autoridad se retiraban de la mesa, por lo cual, por lo que invitaban a reconsiderar a los trabajadores el estallido de la huelga y negociar con base al entendimiento de ambas partes.

De acuerdo a las autoridades universitarias, en un inicio fueron reportadas 79 violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo, posteriormente se presentaron 36 más fuera de procedimiento, y pese a ello fueran atendidas.

No obstante, algunas de las violaciones que reclama el SPUM parecen carecer de fundamentos lógicos y parecen más medidas para presionar que para llegar acuerdos, como la exigencia de que último piso del edificio “C” Ingeniería Civil, que a pesar que hay dictámenes que dicen que no hay riesgo significativo, insisten que se derribe y vuelva a construir.

Otra de las demandas que no terminan de convencer a la Rectoría es el reconocimiento de antigüedad a personal que, teniendo plaza académica, en su mayoría no la ejerce, como son entrenadores deportivos y de música.

Es importante señalar que la universidad Michoacana se encuentra a poco más de un mes para cerrar actividades académicas, esto al parecer bajo la modalidad de educación virtual y a distancia, como ya se ha establecido desde el 20 de abril pasado. De algunos grupos de maestros ha existido una fuerte resistencia al proceso, por lo que una huelga a estas alturas se manifestaba como peligrosa en términos del tiempo para cierre de actividades.