Con toma, colectivos denuncian acoso en la UNAM Campus Morelia

Entre las exigencias también está la instalación de un baño «sin género» para la comunidad LGBT; bloquearon la labor de los medios

Foto: UNAM.

juan Bustos / La Voz de Michoacán

Colectivos de estudiantes feministas tomaron las instalaciones de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Unidad Morelia del Campus de la UNAM, en exigencia del despido de docentes por temas de acoso y violencia de género.

Desde ayer por la tarde, un grupo de 30 jóvenes tomaron la dependencia al interior del campus, instalaron un bloqueo en el camino interior hacia la escuela, en tanto los centros e institutos laboran con normalidad.

PUBLICIDAD

Los colectivos han publicado en redes que piden que en la evaluación docente se incluyan preguntas que puedan alertar sobre comportamientos, discursos y agresiones machistas y discriminatorias.

Asimismo, exigieron cursos con perspectiva de género en la escuela para docentes, trabajadores y alumnos.

PUBLICIDAD

Además exigen el despido de Miguel Delgado y Pedro Urquijo, así como la expulsión de Víctor Hugo Flores Soto, además de que la institución emita un pronunciamiento de cada caso, y que el proceso de investigación que lleve a su despido y expulsión sea transparente.

Entre otras demandas, exigen que no existan represalias de ninguna índole por las acciones emprendidas en pro del cumplimiento de ambos pliegos petitorios y de las actividades realizadas durante el paro, tales como intervenciones del espacio (pegas, pintas, murales, apropiaciones, entre otras).

Como colofón, también piden que tanto las clases como las evaluaciones se pospongan hasta el cumplimiento de los pliegos petitorios, en un tiempo de recuperación posterior.

Bloquean la labor de los medios

Este medio hizo presencia para platicar con las jóvenes, sin embargo, expusieron que no hay voceros y que no darían entrevistas ya que han hecho públicos sus posicionamientos en plataformas digitales, de igual forma prohibieron a este medio la toma fotografías del bloqueo al acceso a la ENES, argumentando que dichas imágenes podrían ser mal utilizadas, además de que era “ilegal" la toma no autorizada de imágenes de las paristas que estaban con el rostro cubierto, sin tomar en cuenta la ilegalidad en sí de bloquear el acceso a una institución pública.

En una segunda visita a las instalaciones de la ENES, le fue impedido el acceso a este medio bajo el argumento de una denuncia que habían interpuesto las paristas por la primera visita que se hizo para conocer de viva voz su postura y tomar una imagen que atestiguara el hecho.

De acuerdo con versiones obtenidas por este medio a través de estudiantes que asistieron a las asambleas, un tercer colectivo, de corte LGBT, además de las peticiones anteriores exigió la instalación de un baño sin género en cada una de las instalaciones, aunque esta exigencia no figura en ninguno de los documentos públicos.