Más de 11 mil mujeres michoacanas fueron víctimas de la violencia en 2020

Casi la mitad de las michoacanas mayores de 15 años han sufrido algún tipo de violencia, la cual se disparó hasta 40% al final del año.

Foto: La Voz de Michoacán.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Más de 11 mil mujeres michoacanas fueron víctimas de la violencia durante 2020. Información de la Fiscalía General de Michoacán, reveló la tendencia de solicitudes de protección, denuncias, atenciones y otras acciones legales por parte de mujeres que, a lo largo del año, sufrieron algún tipo de agresión.

PUBLICIDAD

En total, las miles de mujeres víctimas presentaron más de 58 mil acciones a través del Centro de Justicia Integral para las Mujeres (CJIM) de la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE) en las tres áreas principales; Servicios Integrales; Acceso a la Justicia, y Empoderamiento, fueron dirigidas a 10 mil 814 usuarias.

Entre los datos a conocer por Leticia Lugo Flores, titular del CIJM, del total de mujeres que buscaron apoyo en las autoridades durante el año que recién concluyó, un total de 2 mil 659 acudieron a pedir ayuda por primera vez, en el resto de los casos, trascendió que la mayoría han sido víctimas en más de una ocasión de violencia.

Foto: La Voz de Michoacán.

La titular del centro Integral de Justicia para las Mujeres indicó que, entre las atenciones de mayor demanda durante este año, se encuentran las asesorías, el acompañamiento y el seguimiento jurídico, así como las sesiones psicológicas individuales.

PUBLICIDAD
En este periodo  se impusieron 876 medidas de protección a mujeres que se enfrentaron a diferentes tipos de violencia,   esto con el fin de salvaguardar sus derechos y su integridad, así como los de sus hijas e hijos.

La funcionaria reconoció que el contexto social, económico y sanitario vivido en 2020 que impactó a nivel mundial trajo consigo nuevos y fuertes retos para la protección de las millones de mujeres de todo el estado.

Lo anterior derivó en el  incremento que hubo de casos de violencia a raíz de la pandemia por el COVID-19,   pero con el apoyo de todo el personal que labora en la institución y la Unidad Administrativa a su cargo, se pudieron garantizar los servicios a las mujeres que acudieron a solicitar ayuda.
En total, se recibieron durante este año hasta 4 mil llamadas de auxilio y denuncias de mujeres que fueron víctimas de algún tipo de agresión, sobre todo al interior de sus hogares y por parte de sus propios familiares en el contexto del confinamiento por el COVID-19.


El punto de auge de las llamadas ocurrió entre los meses de mayo, junio y julio, picos del confinamiento y fin del proceso mismo. A finales de año, trascendió un incremento de hasta 40 por ciento en los niveles de violencia solo en el estado de Michoacán.

Contenidos relacionados


A pesar del cierre temporal de empresas y cambios en la dinámica de convivencia, fenómenos como el acoso y la violencia contra la mujer en el espacio laboral siguieron creciendo en el estado.

Autoridades locales y especialistas acotaron que, si bien incrementaron la cantidad de denuncias, aún resta una cifra gris de mujeres que no se atreven a acercarse a denunciar a sus agresores.

En la mayoría de los casos siguen siendo mujeres jóvenes lasque denuncian a sus familiares mientras que otros sectores, en el caso de las mujeres mayores, optan por guardar silencio por presión social y cultural.


A pesar del incremento de las agresiones contra las mujeres, la tasa de judicialización y de castigo a los agresores de la mujer en el estado siguen por los suelos. La tasa hasta este año en el caso de carpetas por homicidio doloso, se estableció apenas en 35 por ciento.

Si bien la cifra creció 5 por ciento respecto a 2019, se advierte sigue siendo baja. Cifras del INEGI revelan que  48.7 por ciento de las mujeres de 15 años y más han sufrido al menos un incidente de violencia por parte de otros agresores distintos a la pareja a lo largo de la vida y 45.9 por ciento han sufrido violencia por parte de la pareja   actual o última a lo largo de su relación.

Las mujeres mexicanas y las michoacanas en concreto, corren más riesgo de sufrir violencia de género al interior de sus casas por su pareja sentimental o algún familiar que en las calles, según organizaciones civiles y la propia Fiscalía de Violencia Familiar y la Fiscalía de Delitos Sexuales de la FGE.