Crearán Guardia Forestal para poner freno al aguacate ilegal en Michoacán

El objetivo es atender toda denuncia por delitos ecológicos y terminar por fin con el cambio ilegal del uso del suelo.

Foto: Proam

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Con base a la afectación ambiental registrada durante las últimas décadas y a la gran cantidad de incendios forestales cada año, la mayoría de ellos provocados por la intervención del hombre para obligar al cambio de uso de suelo, el Gobierno de Michoacán creará una Guardia Estatal Forestal.

PUBLICIDAD

El nuevo cuerpo de seguridad forestal tendrá como objetivo atender las denuncias por delitos ambientales y, sobre todo, evitar los saqueos de los ecosistemas de Michoacán.

Desde el municipio de Paracho, el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla reconoció las complicaciones a las que se han enfrentado desde que asumieron el cargo en octubre del 2021 en términos de protección al medioambiente.

Los sobrevuelos de helicópteros que trabajan para apagar los incendios forestales de esta temporada han revelado que la gran mayoría de las conflagraciones forestales se encuentran rodeando huertas de aguacate y otros monocultivos de alto rendimiento, por lo que anunció el despliegue de las fuerzas estatales para contener la extensión de este cultivo, que de manera legal e ilegal cada año le sube varios miles de hectáreas a su producción ante la nula respuesta de las autoridades para contener el problema.

PUBLICIDAD

Según datos contenidos en la bitácora del Centro de Combate de Incendios Forestales de Michoacán, el 51 por ciento de las conflagraciones registradas durante este 2022 están relacionados actividades ilícitas.

Es cuestión de días para que la Secretaría de Medio Ambiente y el Ejecutivo estatal anuncien el resto de los detalles sobre cómo quedará conformada la nueva corporación de seguridad ambiental, como parte de las estrategias para frenar de una vez y para toda la expansión del aguacate, el cambio ilegal del uso del suelo y los incendios forestales producto de estas prácticas.

Estamos ya próximos a instaurar la Guardia Estatal Forestal y trabajando en el esquema para la defensa de los bosques de Michoacán. que son los que nos dan el agua, el aire y lo que nos da la naturaleza. Los vamos a defender”

Alfredo Ramírez Bedolla, gobernador de Michoacán

No obstante, hasta el momento, no se ha dado conocer si la nueva Guardia Estatal Forestal será integrada por los elementos de la Policía Ambiental o si habrá una conformación totalmente renovada del cuerpo de seguridad.

Se espera que para esta misma semana el Ejecutivo estatal se reúne con representantes de la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM) y otros productores de aguacate para “llamarles la atención” respecto al cambio ilegal de uso de suelo y la expansión de las huertas del llamado oro verde.

Contenidos relacionados


También destacó que ya se envió una contrarreforma para restringir las autorizaciones y permisos de cambio de uso de suelo en el estado, con relación a que la actividad anterior compete únicamente a la Federación a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“Necesitamos decirles que, por supuesto, el cambio de uso de suelo no se va a dar, no se va a tolerar. El Gobierno de Michoacán mandó una reforma que aprobó el Congreso indebidamente donde se le daba la facultad al gobernador para autorizar cambio de uso de suelo. Yo ya mandé una contrainiciativa de que el gobernador no puede autorizar eso porque es una atribución federal. Nosotros no lo vamos a autorizar”, manifestó.


Policía ambiental, en el olvido

A 6 años de que fue creada, la división de Policía Ambiental de Michoacán fundada por el gobierno de Silvano Aureoles Conejo y respaldada por la Federación pasó al olvido desde el año 2019.

La gran mayoría de las unidades rotuladas con los logotipos de la corporación ambiental fueron empleadas para el control de motines en el Centro Histórico de Morelia y el control de manifestaciones.

A pesar de las promesas por parte de las autoridades estatales para fortalecer la división, la Policía Ambiental nunca pasó de 67 elementos destinados a cubrir 113 municipios y 10 regiones ambientales con una gran cantidad de dificultades y fenómenos delictivos que degradan todos los días de los ecosistemas.

Foto: Gobierno del estado

El objetivo era de una fuerza policial que pudiera servir de respaldo a los inspectores de diferentes dependencias ambientales, tales como la Procuraduría Ambiental (Proam), la Secretaría del Medio Ambiente, Comisión Forestal de Michoacán (Cofom), Comisión Nacional Forestal (Conafor), Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y todas aquellas incluidas en las Mesas de Seguridad Ambiental.

El tema ambiental en Michoacán es uno de los más complejos del país, con una pérdida anualizada de 60 mil hectáreas de bosque; incendios forestales, la tala clandestina, el tráfico de miles de especies animales, la poca protección de las reservas naturales, la extracción de minerales en bancos de materiales pétreos y la contaminación fungen como demandas constantes sin atender.