Urge que declaren Zona Protegida al Cerro del Águila; capta el agua que suministra a Morelia

Casi 40 por ciento de la población de Morelia recibe el suministro de agua del Manantial de la Mintzita y el Cerro del Águila es precisamente una de las serranías que sirven para captarla en la temporada de lluvias.

Foto: Facebook @campamentodelaguila

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Mientras en la capital michoacana se viven los efectos del cambio climático con mayor fuerza este año, con lo que se consideró como una temporada de sequía extrema y un periodo de calor más largo e intenso de lo normal, desde el Cabildo de Morelia se señaló que el procedimiento para poder nombrar al Cerro del Águila como Zona Natural Protegida podría definirse entre finales de este año e inicios de 2021, bajo la perspectiva de que esto disminuya los efectos negativos sobre el medio ambiente.

“Nosotros estamos generando urgencia, desde meses anteriores hemos estado teniendo reuniones. Ojalá que pueda ser este año. Ya ellos (los ejidatarios) tendrán la última palabra donde tendrán que hacer sus asambleas para poder determinar si efectivamente le entran al proyecto o no, pero esperemos que sea a finales de este año o inicios del próximo”, explicó el regidor Moisés Cardona Anguiano, en entrevista a La Voz de Michoacán.

PUBLICIDAD

A mediados de julio de este año, el regidor presentó un punto de acuerdo aprobado por el Cabildo de Morelia con el que se instruyó a la Secretaría de Desarrollo Rural y Medio Ambiente así como al Instituto Municipal de Planeación (Implan) para realizar los estudios técnicos justificativos que permitan declarar al Cerro del Águila como Área Natural Protegida de competencia municipal.

Se destacó que dicho cerro cuenta aproximadamente con 6 mil 033 hectáreas dentro del territorio municipal, al sureste de la ciudad de Morelia en la parte alta de la subcuenca del Lago de Cuitzeo, se le considera como un importante elemento de recarga acuífera ya que abastece al Manantial de La Mintzita, el cual provee aproximadamente el 40 por ciento de agua de la población moreliana, además de que alrededor del 70 por ciento de su superficie está cubierta por vegetación.

PUBLICIDAD

“Estamos trabajando que sea un área natural protegida el Cerro del Águila ya que hay incendios forestales, hay hectáreas de aguacate, hay fallas, hay almacenamiento de carbono y éstas características ponen en riesgo al Cerro del Águila. Nosotros lo que buscamos hacer es que se mejoren las condiciones de la población tanto local como regional con la adaptación basada en ecosistemas”.

“Esto consistiría en aprovechar la capacidad de la naturaleza para amortiguar los impactos del cambio climático que estamos viviendo. Lo que nosotros pretendemos hacer es que el uso de suelo tenga mejor adaptación, cuidando nuestro ecosistema, que se pueda explotar de manera educativa, de manera cultural, fotográfica, que se puedan hacer investigaciones y que se pueda aprovechar esta área”, ahondó Cardona Anguiano.

Foto: Facebook @campamentodelaguila

Ejidatarios decidirán sobre sus tierras

Durante el mismo mes de julio, Juan Elías Ponce, quien se identificó como apoderado jurídico del Ejido Tacícuaro del municipio de Morelia, solicitó a La Voz de Michoacán presentar la versión de un grupo de unos 35 ejidatarios, quienes pedían que se les incluyera en el proceso sobre el Cerro del Águila, señalando que sus terrenos se ubicaban sobre dicha zona y no habían tenido aún acercamiento por parte del Ayuntamiento de Morelia.

“Seguramente si es para beneficio del ejido tampoco habrá problema, pero sí necesitamos saber los trabajos que pretende el municipio y de los cuales no hemos sido invitados a participar. Tenemos la necesidad de saber de propia voz del ayuntamiento y poder estar en la plataforma de la plática, llegar a acuerdos si queremos ser parte del tratamiento que el ayuntamiento le pretende dar a esa área”, dijo el apoderado jurídico.

El regidor Moisés Cardona explicó que ya se han realizado reuniones con diversos ejidatarios en las que se les ha informado que el nombramiento como Zona Natural Protegida no pone en riesgo la titularidad de sus tierras y que podrán decidir entre entrar o no a este proyecto, el cual implica definir determinados usos de suelo para el área con la posibilidad de acceder a recursos estatales, federales o internacionales.

“Algunos ejidatarios nos preguntaban si les iban a expropiar las tierras y yo les explicaba que no, las tierras van a seguir siendo de los ejidatarios. Nosotros hemos ya tenido varias reuniones con varios ejidatarios y con el IMPLAN. Son 18 ejidos los que se contemplan en el Cerro del Águila y ya nos faltan pocas reuniones, debido al tema de la pandemia lo hemos hecho en varias reuniones para ser responsables y no exponernos”

“Les hemos explicado el proyecto y ellos tendrán que hacer sus asambleas para determinar si le entran o no le entran al proyecto. Las personas que sí le entren, se tomarán en cuenta para poder declarar la Zona Natural Protegida, aprovechando este proyecto podrían bajar recursos federales, estatales y también internacionales”, concluyó.