Abolición del secreto pontificio no es suficiente para un cambio, dicen especialistas

En entrevista, Teresa Vega, directora de Asuntos Religiosos en Michoacán, reconoció que aún faltan bastantes factores por revisar, como en el caso concreto de la vulnerabilidad de las víctimas y la falta de condiciones para las denuncias.

Foto: Adobe Stock. Tepalcatepec, la tierra en donde inició la rebelión armada en 2013, de nuevo está sitiada por grupos armados.

AP/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. La cancelación del secreto pontificio no representará un aumento en la cantidad de denuncias que se generan en contra de líderes religiosos por abuso sexual en el estado de Michoacán.

A casi tres semanas de que el papa Francisco anunció la abolición de dicho decreto, se han generado expectativas en torno a los casos de abuso por parte de clérigos. No obstante, a decir de especialistas, hacen falta más mecanismos para que la situación cambie.

PUBLICIDAD

En entrevista, Teresa Vega, directora de Asuntos Religiosos en Michoacán, reconoció que aún faltan bastantes factores por revisar, como en el caso concreto de la vulnerabilidad de las víctimas y la falta de condiciones para las denuncias.

Aclaró que la abolición del secreto no implica un aumento en el castigo ni la publicación de los casos a la opinión pública, sino únicamente la entrega de la información del caso a las víctimas directas e indirectas de los presuntos casos de abuso.

PUBLICIDAD

“No somos instancia para recibir este tipo de señalamientos. Tenemos conocimiento de una iglesia cristiana y se le asesoró a la persona para que hiciera su denuncia. En la Iglesia católica tenemos un caso que ya revisó el arzobispo. Todas las cuestiones que se atendían de todo tipo de cuestiones dentro de la Iglesia, en general, se atendían dentro de los tribunales eclesiásticos, con el secreto pontificio lo que va a pasar que se dará apertura para que en algún caso sólo los involucrados puedan pedir información y ver cómo va el proceso”, precisó la experta.

La medida le permitirá a la Iglesia católica compartir “denuncias, testimonios y documentos procesales relativos a los casos de abuso” con las autoridades civiles que los investigan.

La abolición del también llamado “secreto papal” ha sido celebrada por muchas de las víctimas de abuso, que llevan años denunciando el encubrimiento de importantes autoridades eclesiásticas.

No todo se reduce a denuncias en contra de la Iglesia católica. Si bien es la religión hegemónica en la entidad, actualmente existen más de 152 iglesias y más de 2 mil lugares de culto en la entidad, sitios que al igual que en todas las instituciones, se puede prestar para el abuso.

“Cuando abusaron es parte de una institución fuerte, del ambiente artístico, gobierno, la gente se inhibe porque luego, lejos de buscar justicia, sale más perjudicado. Es el freno más preocupante. Poco a poco se van viendo modificaciones en la ley como protección a las víctimas.

Yo no creo que aumenten, finalmente los que denunciaban, denunciaban y no se sabía nada, si tú denuncias y eres el afectado, vas a poder ver el resultado. La abolición no va a castigar más”.

Casos atendidos

Antes de que concluyera el 2019, el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, aseguró que en los últimos cinco años se tiene un registro de al menos tres menores abusados, la cuales ya fueron atendidos en tribunales religiosos.

A nivel nacional, las organizaciones religiosas han crecido de manera vertiginosa en los últimos años, con un total de 9 mil organizaciones religiosas que operan en los 32 estados de la República y que aglutinan a millones de ciudadanos mexicanos.

En Michoacán básicamente las organizaciones que se tienen registradas son de corte cristiano, y algunas que llaman bíblicas, como en el caso de las iglesias de los Testigos de Jehová, mormones; no obstante, además de los judíos, en el estado siguen creciendo las prácticas religiosas de los judíos, musulmanes, budistas y otras religiones que aún no han sido registrados formalmente.

En este último año, distintas autoridades de la Arquidiócesis de Morelia han tocado al menos en cuatro ocasiones el tema de la pederastia. En estas declaraciones se ha referido que existen tres denuncias por esta causa en los últimos años en la capital michoacana, en las que los presuntos delitos se cometieron contra niñas y en cada uno de ellos se está realizando el seguimiento tanto al interior de la Iglesia católica como a nivel penal.

“Cuando hay una denuncia clara, que esté bien documentada, y que tenga los fundamentos adecuados y donde las personas aparecen para hacer la denuncia formal, el obispo ordinario de cada diócesis tiene la obligación de denunciarlo ante la Fiscalía y de dar razón al papa en el Vaticano de lo que está sucediendo y se tiene que proceder hasta terminar el juicio”, señaló la autoridad católica.