¿Incendios provocados? 2020 inició con tres siniestros en Morelia; más de mil hectáreas afectadas en 2019

En los meses de marzo y abril, se regisraron varios incendios en la zona de Santa María y Altozano que arrasó con varias hectáreas de zonas verdes. La principal causa es el cambio forzado de uso de suelo.

Foto: Cortesía. En los últimos años, el crecimiento urbano ha ido recortando a la Loma de Santa María.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Al menos tres incendios forestales se registraron el pasado fin de semana el Área Natural Protegida (ANP) de la Loma de Santa María, ubicada al sur de Morelia. A decir de autoridades estatales, se estima que dos de los siniestros fueron provocados para el cambio de uso de suelo por urbanismo.

Desde el primer día de enero, elementos de Protección Civil detectaron la quema de pastizales en las inmediaciones del Ramal Camelinas, fuego que fue controlado de manera oportuna por los rescatistas municipales. 

PUBLICIDAD

No obstante, el área presentó otro siniestro que, luego de que fue controlado, se reactivó de nueva cuenta para la mañana del viernes. La situación no paró ahí, para la tarde y caída de la noche del sábado 4 de diciembre, morelianos reportaron columnas de humo provenientes de la Loma de Santa María, en lo que se advirtió se trató de otro conato de incendio. 

La Secretaría de Medio ambiente Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) confirmó un incendio y la reactivación de otro en esta zona; la dependencia destacó junto con la Policía Ambiental y la Procuraduría Ambiental de Michoacán que han iniciado investigaciones para detectar a los responsables de los incendios. 

PUBLICIDAD

Todavía no hay corte de afectación en la Loma de Santa María por estos tres incendios. Las autoridades ambientales del estado no han dado a conocer el monto de los daños generados por el fuego. No obstante, se advierte que el crecimiento urbano sigue al acecho del pulmón sur de Morelia y las conflagraciones aumentan año con año. 

La coordinación municipal de Protección Civil de Morelia ha advertido, por su parte, el inicio de la temporada de estiaje en las diferentes regiones de Morelia y en concreto, en las zonas forestales de esta demarcación junto con la periferia de la mancha urbana.

Contenidos relacionados

En entrevista, Rogelio Rangel Reguera, coordinador en Morelia de Protección Civil, destacó que desde el jueves pasado atendieron el incendio en pastizales en esta zona natural, mismo que se logró sofocar. 

Por fortuna hicimos una declaración de saldo blanco en incendios por fogatas. Sin embargo, estamos muy atentos, ya está iniciando la temporada de estiaje y va a ser un periodo muy complicada derivado de los frentes fríos y la quema de pastizales que se están dando. Estaremos muy atentos. Nos preparamos con Conafor, ya atendimos un incidente en el Ramal Camelinas, la parte pegada a la zona urbana”, señaló. 

Por lo general Morelia se encuentra en el primer lugar de la lista estatal en pérdida forestal por incendios provocados. Solo en 2019 se contabilizaron mil 500 hectáreas, más de un 10 por ciento del acumulado estatal en pérdida por este fenómeno. 

En los últimos años, el crecimiento urbano ha ido recortando a la Loma de Santa María. A pesar de la importancia ecológica, fraccionadoras han buscado los medios para instalarse en una de las zonas consideradas con mayor plusvalía de la entidad.

Apenas hace dos años, trascendió el caso de que una funcionaria municipal habría autorizado a una empresa fraccionados el dividir terrenos enclavados en el Área Natural Protegida, lo cual suscitó consecuencias legales para la administración del entonces alcalde Alfonso Martínez Alcázar, la suspensión de la funcionaria y hasta un llamado de comparecencia del edil ante el Congreso local.

La loma de Santa María fue decretada como zona natural protegida el 31 de diciembre de 2009. Cuenta con una extensión de 170 hectáreas, un bosque de pino-encino en la parte superior en donde incluso se realizan intensas labores de reforestación para recuperar la población de pino y otros árboles, así como proteger especiales animales en el área.

No obstante, la antigüedad de su protección es del siglo pasado. La Loma de Santa María cuenta con protección federal desde 1936, además de que la Constitución Política de México consagra como un derecho humano el acceso a un medio ambiente sano, derecho que la legislación y los poderes públicos en Michoacán se han enfocado en hacer valer para los ciudadanos.

Se estima que las 170.5 hectáreas que conforman el ANP de la Loma de Santa María proporcionan servicios ambientales equivalentes a 34 millones 673 mil 694 pesos por captura de carbono, retención de suelos, biodiversidad, captación de agua y regulación de temperaturas ambientales.