Morelia desestima alza en la violencia hacia las mujeres; feminicidios siguen ‘pendientes’

La secretaria del Ayuntamiento de Morelia consideró que el problema sigue siendo una ‘asignatura pendiente’ de los niveles de gobierno.

Foto: Christian Hernández, La Voz de Michoacán.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. De cara al cierre de la actual administración municipal que finalizará en agosto próximo, la secretaria del Ayuntamiento de Morelia, Mónica Ayala García, consideró que el problema de los feminicidios sigue siendo una “asignatura pendiente” de todos los niveles de gobierno, así como desestimó el repunte de inseguridad en la capital argumentando que ya no se han dado hechos violentos en restaurantes.

PUBLICIDAD

“Yo creo que la ciudad tiene muchas necesidades, todavía nos hace falta camino por recorrer para dejar la ciudad que queremos. Obviamente el tema de los feminicidios, que no es algo que nos corresponda propiamente y no tenemos demasiados en la ciudad, pero hemos tenido manifestaciones al respecto. Creo que es una asignatura pendiente no nada más para el municipio de Morelia sino para todos los niveles de gobierno”, expresó la funcionaria municipal en el marco del tercer informe de labores de la administración. 

En efecto, durante el 2021 Morelia ha presentado solo un hecho tipificado como feminicidio. Sin embargo, durante el 2020 se contabilizaron nueve casos, así como igualmente nueve en el 2019, lo que ubicó a la capital michoacana entre las primeras ciudades de la republica con mayor número de feminicidios durante la mayor parte del actual trienio. 
Adicionalmente, desde el Instituto Municipal de las Mujeres para la Igualdad Sustantiva (Imujeris) se confirmó que durante el actual periodo de gobierno de Morelia no se redujeron ni tampoco se mantuvieron las cifras de violencia a este sector, sino que   el fenómeno incluso creció debido al periodo de resguardo por COVID-19 en el que repuntó la violencia familiar, mientras que se redujo la capacidad de acción de los gobiernos.  

“Creo que esa estrategia hubiera rendido muchísimos frutos desde el 2020 y hubiéramos logrado contener por lo menos el problema de violencia. Pero no la pudimos llevar a cabo y las mismas condiciones de la pandemia hicieron que aumentara la violencia. No puedo decir que contuvimos o que bajamos, porque no sucedió en ningún lugar de nuestro país en ningún municipio”, explicó María Concepción Torres Zaragoza, directora del Imujeris, en relación al plan trazado desde 2019 pero que no pudo ser ejecutado a causa la pandemia.


MINIMIZAN VIOLENCIA 

Diversas voces coinciden en que otro de los principales pendientes de la administración municipal es el repunte de violencia registrado desde 2019 y que implicó varias marcas históricas de homicidios, narcomenudeo y percepción de inseguridad en los últimos años. Así como algunas versiones apuntan a que este fue uno de los principales motivos por el que el partido Morena perdió la alcaldía y las principales diputaciones de la capital michoacana. 

PUBLICIDAD

Sin embargo, Ayala García dijo no coincidir con la versión de que se sufre una crisis de seguridad en Morelia, argumentando que existe una mayor sensación de paz debido a que no se han registrad actos violentos en restaurantes como en años anteriores. 

Contenidos relacionados


“Discrepo un poco de los números que de repente se dan. Hasta hace unos años veías la inseguridad afuera de los restaurantes, hubo una temporada que los morelianos no queríamos salir ni a comer, los jóvenes no podían ir a una discoteca porque era el baleado o la corretiza, balazos. Varias situaciones que nos mantenían angustiados. En estos tres años de esta administración, afortunadamente no tuvimos sucesos de esta naturaleza. No tuvimos estas balaceras que se daban en otros momentos”, argumentó la funcionaria municipal. 

Sin embargo, sí se tiene registro de diversos hechos violentos en bares y restaurantes reconocidos por las autoridades en los últimos años, comenzando por el ataque a mano armada a trabajadores del bar Pecatto y que fue motivo de un intento por revocarle su licencia de funcionamiento por la recurrencia de actos violentos. También está el caso de un bar antes ubicado en la avenida Madero, donde inspectores municipales fueron amenazados a mano armada. Así como otro hecho que fue reportado como un intento de robo con tiros al aire en el corredor de bares de la Avenida Enrique Ramírez. 

Así como también hay el registro de un ataque a balazos contra un bar ubicado en la avenida Michoacán y esquina con Héroes de Nocupétaro en junio de 2019, el ataque de un encapuchado en la colonia Ejidal Isaac Arriaga en 2020 y finalmente el empleado de un bar asesinado a balazos fuera de dicho sitio en la avenida Madero Poniente apenas el pasado tres de julio.