Pese al frío, personas en situación de calle rechazan refugiarse en albergues

A inicios de este 2020, autoridades municipales habilitaron un nuevo albergue para que las personas se refugien del frío, pero éstas se han negado a acudir al sitio

Foto: Pixabay.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Al menos dos docenas de personas en situación de calle han preferido arriesgarse en la lluvia y el frío, antes que aceptar la invitación de ingresar a un albergue; pues autoridades municipales de Morelia confirmaron que, durante la actual temporada de temperaturas extremas, se continuaron con las labores para convencer a dichos ciudadanos de ser recibidos en refugios, pero éstos mantuvieron una respuesta negativa.

“Por fortuna no tenemos personas afectadas derivado de esta precipitaciones de este par de días en la capital, estamos haciendo los recorridos en la noche con las personas que se encuentran en una situación de indefensión, desafortunadamente no aceptan el traslado al refugio, al albergue, para pasar la noche en mejores condiciones, con ingesta de alimento caliente y al siguiente día poder salir a su vida cotidiana, desafortunadamente no lo aceptan”, informó el coordinador de Protección Civil y Bomberos de Morelia, Rogelio Rangel Reguera.

PUBLICIDAD

Durante los últimos años, las personas en situación de calle en la ciudad de Morelia se han negado a recibir refugio en un albergue pese a enfrentar condiciones extremas en la intemperie durante la temporada invernal. A inicios de este 2020, autoridades municipales informaron que se habilitó un nuevo albergue con este fin, pero sin obtener mejores resultados.

"Antes de diciembre, se había quedado ya sin nadie porque habíamos estado interviniendo y pidiéndoles que vayan a los albergues; pero otra vez están ahí posicionados y la invitación tanto de DIF como de Protección Civil es que se resguarden en los albergues, aunque tampoco los podemos llevar por la fuerza, pero Protección Civil sí está pasando todas las noches por ahí en favor de poder los disuadir de estar ahí en la calle", explicaba la directora del Sistema DIF Municipal, Alejandra Corona González, a inicios de este año.

PUBLICIDAD

A su vez, Rangel Reguera consideró que la situación es “lamentable” y puede deberse a problemas de adicciones.

“Nosotros, sin embargo, estamos haciendo los recorridos en la noche, haciéndoles entrega de una cobija mediante el programa “Juntos cobijando Morelia”, porque al final del día es un ser humano y es una persona que se encuentra en un estado de indefensión, muchas veces por una condición voluntaria, por un programa severo de alcoholismo, de drogadicción. La instrucción es que no bajemos la guardia, que tenemos que hacer estos recorridos de manera permanente, haciéndoles esta invitación”.

“Por fortuna, hemos tenido personas lesionadas o decesos por la temperatura, pero es lamentable que no aceptan el traslado a un refugio que es un lugar seguro para salvaguardar su vida. Teníamos 18 hombres y ocho mujeres, de los cuales yo mismo he ido a los operativos en la noche, en la madrugada, se les invita y se les explica cuál es el motivo, para que no estén bajo la lluvia, que va a ser un lugar seguro, que van a tener ropa limpia seca, que se van a poder bañar con agua caliente”, ahondó el funcionario.

Se requiere mayor estrategia

Uno de los puntos de Morelia donde se concentran personas en situación de calle es el Bosque Cuauhtémoc, donde han llegado a improvisar pequeños refugios a base de cajas de madera, cobijas y piezas de cartón, así como también se nota que mantienen un fuerte consumo de drogas y bebidas alcohólicas.

Cuestionado sobre este fenómeno, el secretario del Ayuntamiento de Morelia, Humberto Arroniz Reyes, había señalado que las labores del Sistema DIF municipal y la Coordinación de Protección Civil y bomberos se había centrado en “un trabajo permanente, pero más bien de atención de carácter humanitario, de llevar comidas y cobijas a la gente”, debido a las negativas de las personas en situación de calle de abandonar las vialidades.

Así como también señaló que, cuando estos ciudadanos se sienten presionados en determinado sitio, simplemente cambian el lugar donde pasan la noche, por lo cual se requiere la creación de un programa con otras características para poder atender el fenómeno.

“En algunas plazas del centro histórico lo hemos podido regular, por decirlo de algún mundo, pero lo regulamos aquí y, como son vagabundos, no aceptan estar mucho tiempo donde se les ayuda, donde se les da de comer, se salen otra vez a la calle y, si sienten presión, se van a otro lado, por eso yo creo que se están concentrando ahí en el bosque. Lo vamos a observar, se lo vamos a comentar a los compañeros del DIF y la Secretaría del Bienestar, para que también hagan un programa y volteen los ojos hacia allá”, finalizó.