Quemas no controladas, una batalla sin tregua en zonas boscosas de Morelia

El corte de incendios forestales hasta el 24 de marzo revela que en Morelia van 23 sucesos de este tipo, con una superficie afectada de 112 hectáreas.

Foto: La Voz de Michoacán.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

De nueva cuenta el sur de Morelia se convirtió en escenario de incendios forestales. En esta ocasión se trató de dos conflagraciones cuyas columnas de humo fueron visibles prácticamente desde todas las zonas de la ciudad capital durante varias horas.

Los incendios, uno ubicado en la tenencia de Atécuaro y otra en el ejido de Piedra del Indio, fueron por quemas que no pudieron ser controladas sino después de varias horas de incendio.

PUBLICIDAD

Fue al filo de las 3:00 de la tarde cuando la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom) dio a conocer que los dos eventos fueron controlados en su totalidad por las brigadas estatales, no sin antes batallar para poder consumir las llamas y evitar su propagación en una de las zonas más propensas a esta problemática.

Foto: Twitter.

El corte de incendios forestales hasta el 24 de marzo revela que en Morelia van 23 sucesos de este tipo, con una superficie afectada de 112 hectáreas.

PUBLICIDAD

El segundo lugar en la entidad es para Uruapan, con un total de 13 incendios y 99 hectáreas afectadas por el fuego. Al listado de conflagraciones en Michoacán se suman más municipios, como Pátzcuaro, Ario de Rosales, Tuxpan, y Zitácuaro, entre otros, que juntos suman ya 58 incendios y 260 hectáreas consumidas durante el arranque de la temporada de estiaje. Pese a la cantidad de quemas, la cifra se encuentra por debajo del acumulado histórico del estado.

En 2019, la zona sur de Morelia sufrió fuertes incendio que en cuestión de días consumieron hasta 700 hectáreas de suelos boscosos en la misma región. Preocupa, sin embargo, que la capital michoacana se mantiene en el primer lugar de incendios forestales y daños desde hace 4 años.

El impacto por los incendios de 2019 fue mucho mayor a otros años y se tuvieron repercusiones directas en la calidad del aire durante semanas completas. Las bitácoras revelan que hasta este mes de marzo los incendios forestales no han superado las 300 hectáreas en afectaciones, lo que se atribuye en cierta medida a las labores de prevención.