Se contagian de COVID-19 cuatro enfermeras y un chofer tras brote en hospital de ISSSTE en Uruapan

A pesar de que se aplicaron los protocolos sanitarios, los 80 médicos y cerca de 140 enfermeras se mantienen en alerta en el hospital y con temor a estar contagiados.

Foto: Rogelio Arellano, La Voz de Michoacán.

Rogelio Arellano / La Voz de Michoacán.

Uruapan, Michoacán. Un brote de COVID 19 hacia el interior de la clínica-hospital del ISSSTE en esta ciudad había afectado hasta este viernes a cuatro enfermeras y un chofer de esta institución, por lo que se intensificaron los protocolos de prevención en este inmueble que en promedio atiende diariamente entre 400 y 600 pacientes, en sus áreas de medicina familiar, especialidades, urgencias y hospitalización.

En alerta permanece este espacio de servicios médico-asistenciales, donde la comunidad médica involucra a unos 80 médicos y aproximadamente 140 enfermeras, incluidos casi 30 profesionales de la salud contratados de manera emergente a raíz de la pandemia del coronavirus, situación que se negó a abordar el director del lugar, Alfredo Oros Jerónimo, al manifestar no estar autorizado por las autoridades médicas de la institución para informar al respecto.

PUBLICIDAD

 “Muchos compañeros están a la espera de saber si también están contagiados, desde perfiles asintomáticos hasta la posibilidad de desarrollar el COVID 19 en las próximas horas o días”, informó uno de los trabajadores de la clínica-hospital quien pidió reservar su identidad pues efectivamente existe la indicación de no establecer contacto con medios de comunicación para informar de este brote epidemiológico interno.

Foto: Rogelio Arellano, La Voz de Michoacán.

Otra fuente consultada bajo la misma condición de reservar su identidad, precisó que tres enfermeras contagiadas laboraban en el área de hemodiálisis y otra más en urgencias, las tres primeras no desarrollaron la enfermedad a niveles de hospitalización en tanto la cuarta requirió ser intubada y fue trasladada al hospital de la ciudad de Morelia, mientras que el empleado del área de transporte, recientemente culmino su periodo de aislamiento sin desarrollar el mal.

PUBLICIDAD

Debido a que tampoco existe flujo de información interna por conducto del área de epidemiología, no se tienen datos precisos para saber dónde surgió el brote mediante la identificación del “paciente cero”, aunque se especuló que pudo haber ocurrido en el área de hemodiálisis con un paciente que a la postre falleció presuntamente por COVID 19, señaló uno de los trabajadores.

Por lo anterior se intensificaron las medidas preventivas con filtros sanitarios internos, tanto para el personal médicos y administrativa en el área de gobierno, como hacía los pacientes que diariamente acuden a consulta médica en algunos de los 24 consultorios que operan en los turnos matutino y vespertino, algunos de los cuales también son habilitados para brindar consultas de especialidades.

Contenidos relacionados


La actividad cotidiana también involucra la operación del área de urgencias, hospital y farmacia, así como servicio de ambulancia, lo que se traduce en atención directa a un promedio de 400 a 600 pacientes diariamente, sobre todo porque en promedio cada consultorio o doctor asignado a estos espacios atiende regularmente a 24 pacientes, señalaron los entrevistados de las diversas áreas médico-asistenciales.

Los entrevistados consideraron como un acto erróneo e irresponsable, la determinación de pretender ocultar el brote de COVID-19 a la comunidad de miles de derechohabientes y generar responsabilidad mutua entre autoridades y usuarios para acatar debidamente las medidas preventivas.