Van contra los “fierro viejo que venda” por ser recolectores pirata y tirar residuos en Morelia

Para la autoridad municipal estos compradores son un problema ambiental; iniciarán operativo para sancionarlos y sacarlos de circulación.

Foto: Especial.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. La Dirección de Residuos Sólidos del Ayuntamiento de Morelia iniciará en próximos días una campaña para sancionar y sacar de la ciudad a los compradores de “colchones, refrigeradores y algo de fierro viejo que venda”, al señalar que se les considera como “recolectores piratas” que serían responsables de abandonar los residuos en tiraderos ilegales o en incluso ríos de la ciudad capital.

“La gente que anda por ahí comprando “colchones, refrigeradores y algo de fierro viejo que venda”, esa gente son recolectores piratas y nos hacen un grave problema porque lo que no tiene valor lo tiran, ellos compran televisores o pantallas, te pagan cinco o 10 pesos por ella, le sacan una pieza que es la que tiene valor y lo demás lo tiran. Ellos nos están haciendo un problema de tiraderos que van apareciendo día con día”, explicó el director de residuos sólidos del municipio, Alfonso Suárez López.

PUBLICIDAD

Cuestionado sobre el tamaño de este fenómeno en la ciudad capital, el funcionario aseguró que se han identificado al menos 40 vehículos dedicados a esta actividad y apuntó que su operación es realizada por personas provenientes de otros estados, ya que también han sido retirados de otras ciudades como Guanajuato y Celaya.

“Entendemos que andan alrededor de 40 camionetas de este tipo, estamos revisando con la Secretaría del Ayuntamiento para prohibirles su operación en Morelia. Es gente que viene de Toluca, ellos no tienen permisos, son totalmente piratas y vamos a hacer una campaña para sacarlos de la ciudad. Es muy lamentable Es por toda la ciudad, pero sobre todo llegando al relleno hay varios tiraderos y van a encontrar varios cascajos de televisiones”.

PUBLICIDAD

“Tenemos un cuerpo de inspectores que va a entrar en actividad. Primero, no cuentan con un permiso de su altavoz, esos permisos los entrega la Secretaría del Ayuntamiento. No cuentan con ese permiso y tampoco cuentan con el permiso para recolectar, no son una empresa establecida aquí. Esa gente viene de Toluca y ya fue expulsada de León, de Querétaro, de Celaya y vamos a buscar su expulsión de Morelia”. 

De acuerdo con el director, no se requiere de ninguna aprobación del Cabildo de Morelia para esta acción, porque los compradores que trabajan bajo esta modalidad violan los ya mencionados puntos de los reglamentos municipales. Los puntos referentes a abandonar basura en la calle, señaló, los puede hacer acreedores a multas de hasta dos mil unidades de medidas de actualización (Uma), es decir, cerca de 170 mil pesos.

“El reglamento establece que si tú tiras basura en la vía pública y eres una empresa, estamos hablando de 500 a 2 mil Umas y eso lo dice el reglamento. Como persona física estamos hablando que es una a 200 Umas, pero como personas moral, si es una empresa, entonces estarían incurriendo en esa causal”, ahondó Suarez López.

En lo que respecta a tiraderos clandestinos de basura, datos de la Dirección de Residuos Sólidos apuntan a que se tienen identificados la menos 35 de éstos en el municipio, en tanto que hasta la fecha se han retirado 20 de ellos, que fluctúan entre 10 y 20 toneladas de basura, pero se tiene identificado otro caso con hasta 100 toneladas de basura.

Posibles daños a ríos y drenes

Es importante recordar que uno de los principales problemas que enfrenta Morelia en materia de residuos abandonados en las calles, es que están son arrastradas por las lluvias y terminan en los ríos y drenes de la ciudad,  pero adicionalmente se han llegado a sacar salas, llantas y aparatos electrodomésticos de los cuerpos de agua durante las campañas de limpieza.

Cuestionado sobre si los “recolectores pirata” pueden ser responsables de arrojar basura en los ríos de Morelia, el director respondió que “Sí, definitivamente. El problema de lo que se tira en los canales es muy lamentable porque la gente que lo sufre es la gente de aguas abajo. El otro día ocurrió un acontecimiento de casi inundación en Real San Diego sin haber llovido en Real San Diego. Llovió aguas arriba y todo escurrió”.

Contenidos relacionados