Legionarios, la red mundial de sacerdotes pederastas que nació en Michoacán

Marcial Maciel Degollado es originario de Cotija, Michoacán, donde fundó un centro para retiros espirituales.

Redacción / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Casi mil sacerdotes y 700 seminaristas tiene hoy la congregación de los Legionarios de Cristo, que nació hace 78 años con el michoacano Marcial Maciel y que hoy reconoce la pederastia cometida por sus correligionarios.

En un reciente documento, la congregación admitió 175 abusos a menores, 60 cometidos por el propio Maciel.

PUBLICIDAD

Marcial Maciel Degollado es originario de Cotija, Michoacán, el 10 de marzo de 1920.

En 1936 formó un grupo en Michoacán, que fuera el antecedente de los Legionarios de Cristo, pero fue hasta 1941 en la Ciudad de México, cuando nació esta congregación con el apoyo de Francisco González Arias, obispo de Cuernavaca.

PUBLICIDAD

Pasaron tres años para que se ordenará como sacerdote de la mano del mismo obispo, y a partir de ahí su congregación comenzó a cobrar más fuerza, al tiempo que los abusos sexuales comenzaron a ser una "mancha" para este grupo, por algunos de los sacerdotes que fueron formando parte sus filas, empezando por el michoacano Maciel Degollado.

Maciel fue muy cercano al Papa Juan Pablo II, e incluso estuvo con él en sus visitas a México de 1979 y 1990. Tres años después de la última visita invitado a la Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos para la formación de sacerdotes.

En 1997 Marcial fue acusado formalmente de cometer abusos y en 2006, El Vaticano indicó el retiro de Maciel del ministerio sacerdotal.

El 30 de enero de 2006, Maciel murió en Florida, Estados Unidos, pero sus restos se enterraron en el cementerio michoacano de Cotija de la Paz. tras ello el centro de los Legionarios que tenía en Cotija pudo ser conocido por los pobladores, se usaba para eventos sociales, graduaciones y retiros.

Mientras que en febrero de 2010, la Legión de Cristo reconoció las acusaciones de abuso sexual a menores y se desvinculó de los actos de los que se acusaba a su fundador.

El respaldo de Juan Pablo II fue notorio ante la ausencia de señalamientos durante su papado, a diferencia de Benedictino Benedicto XVI, mientras que con el actual jerarca, el papa Francisco, el tema no ha sido prioritario.

El pontífice ya se ha reunido con víctimas en Filadelfia, Chile y el Vaticano, pero en un viaje a México en 2016 no aceptó ver a las víctimas de los Legionarios de Cristo.

Sin embargo, el papa Francisco se comprometió este año a que habrá justicia para los responsables de los abusos.

En Michoacán su centro era para retiros espirituales, iba gente de todo el mundo, la población de Cotija tenía acceso pero con previa cita o con una invitación.

Aceptan violaciones de 33 sacerdotes, siguen ejerciendo 18

Este sábado Legionarios de Cristo reconocieron que miembros de la congregación abusaron sexualmente de 175 menores de edad, y en 60 casos el victimario fue Maciel.

El documento de los Legionarios "Radiografía de ocho décadas para erradicar el abuso", señala a 33 sacerdotes, incluido Maciel. Y 18 de ellos aún ejercen el sacerdocio, con algunas limitaciones.

"Es emblemático que 111 de los menores abusados en la Congregación fueron víctimas del padre Maciel, de una de sus víctimas o de una víctima de sus víctimas", dice el documento.

Los abusados fueron niños adolescentes de entre 11 y 16 años. Mientras que otros 90 alumnos fueron violados por 54 seminaristas, 46 no llegaron al sacerdocio.

"Hemos tocado con nuestras manos la llaga que los abusos han abierto en las víctimas, en la Iglesia y en nuestra propia Congregación. Hemos experimentado que cualquier paso de acercamiento a una víctima es un paso esencial hacia la justicia en la verdad", dice el informe.

Destacan que desde el 2014, implementaron fuertes medidas de supervisión en los Legionarios de Cristo.

"Hacer luz sobre el pasado, por doloroso que sea, es liberador y fundamento indispensable para construir el futuro", dicta la investigación.

45 de las 175 víctimas han recibido algún tipo de "reparación o reconciliación".

Poderío de Los Legionarios

Esta congregación posee cuantiosas propiedades y redes de escuelas privadas de todos los niveles a lo largo de América Latina y en varios países europeos, operadas a través de fundaciones que se publicitan como de apoyo a los sectores vulnerables, o bien los exclusivos colegios (donde han estudiado los hijos de Carlos Slim o Jorge Hank Rhon).

Los Legionarios tienen injerencia en los diez campus de la Universidad Anáhuac en la Ciudad de México, Veracruz, Querétaro, Puebla, Quintana Roo, Tamaulipas y Oaxaca; así como en quince universidades que poseen en Chile, España, Italia y Estados Unidos, alrededor de 150 colegios, 21 institutos y decenas de escuelas llamadas Mano Amiga, operadas por la Fundación Altius.

Dichas instituciones suman capitales de hasta dos mil 300 millones de pesos anuales.