Policías de ciudades principales en Michoacán lejos de estar certificados y capacitados

Arturo Molina/La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. A pesar de las constantes violaciones a los derechos humanos y de las recomendaciones de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, las policías municipales de las principales ciudades del estado de Michoacán siguen comprometiendo la calidad de la certificación y capacitación de sus elementos; no …

Foto: La Voz de Michoacán.

Arturo Molina/La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. A pesar de las constantes violaciones a los derechos humanos y de las recomendaciones de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, las policías municipales de las principales ciudades del estado de Michoacán siguen comprometiendo la calidad de la certificación y capacitación de sus elementos; no tienen relación con el IEESSSP.

En entrevista con medios de comunicación, el comisario y director del Instituto Estatal de Estudios Superiores en Seguridad y Profesionalización Policial, Antonio Bernal Bustamante, refirió que no hay contacto con las autoridades de Morelia, Uruapan y Lázaro Cárdenas para los trabajos de capacitación tanto en temas policiales como en los derechos humanos.

A pesar de ser la academia policial mejor capacitada y con mejores calificaciones en la formación de elementos, los municipios mencionados han recurrido a contratar los servicios en otras entidades. Apenas hace unos meses, dichas demarcaciones rompieron la relación con el IEESSSPP. Bernal Bustamante advirtió que en los casos que se han viralizado de violencia policial hay una evidente falta de capacidad de los elementos para hacer frente a fenómenos sociales.

PUBLICIDAD

El caso concreto fue en el que 12 elementos municipales de Morelia hicieron uso excesivo de la fuerza al detener a 2 adultos mayores que vendían alimentos en la vía pública, en el exterior de la Casa de la Cultura de Morelia, sobre la avenida Morelos Norte.

El llamado a la neutralidad de las políticas de seguridad pública fue reiterado por el mando policial, quien señaló que desde hace al menos un año, los elementos municipales, sobre todo han venido reiterando agresiones en contra de la sociedad civil, las cuales se han visto reflejadas en las quejas ante derechos humanos.

“Es el caso de compañeros que no han venido a las aulas y no se han actualizado, la sociedad está pendiente de que no se violenten los derechos humanos, hay compañeros que por negligencia o falta de conocimiento cometen este tipo de faltas. Es excesivo uso de la fuerza en muchos casos. Se exhorta a los presidentes municipales a que esos compañeros tienen que ingresar a las aulas y se tienen que sancionar por la presentación de las querellas de personas que fueron abuzadas. Esto tiene que cambiar”, destacó.

A decir de Bernal Bustamante, el hecho de que los policías se capaciten en instituciones y en estados diferentes podría implicar una desconexión total de los elementos que se pongan en activo en el estado de Michoacán, al no conocerse siquiera de vista, asegura, habrá desconfianza a la hora de los operativos.

Según información de la CEDH, fueron las corporaciones de seguridad pública las que presentaron la mayor cantidad de quejas. En concreto fue la policía Morelia la que acumuló hasta 90 quejas por actuaciones policiales en los últimos meses. Es el uso excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias y otras irregularidades las que les han sido observadas a los elementos de la capital michoacana.

Previo al cambio de administración municipal en Morelia, se llevó a cabo el reforzamiento de la Policía Municipal por medio de la coordinación y la colaboración el IEESSPP, en donde se llegó a formar más de 700 elementos policiales y alcanzar un estado de fuerza municipal que rebasaron los 800 elementos.

Una de las convicciones que se habría propuesto en el cambio de administración, fue la de continuar con el proyecto e que Morelia tenga su propia policía y sobre todo, el seguir reforzando las filas de los elementos policiales con la contante formación y reclutamiento de elementos municipales por los próximos tres años. Respecto a la determinación de formarlos en otro estado, el municipio no ha dado argumentos.

“Muchos de los policías municipales y estatales no deben decir que desconocen porque en realidad se ha hecho un esfuerzo para transmitirles toda esta información y como funcionarios tenemos que ser autodidactas. Desde que ingresamos al instituto, con los docentes, instructores y la información que les damos, queda muy determinado que los derechos humanos son algo que no pueden estar dentro de la agenda y todos los días se les está recalcando como en el caso del uso diferenciado de la fuerza”, destacó en entrevista ante medios de comunicación.

En el caso de Apatzingán, municipio también gobernado por Morena, la situación es similar, si bien en administraciones pasadas habían trabajado con el estado para incrementar el estado de fuerza policial, para este año, y sin dar una justificación, optaron por romper relación con el instituto descentralizado.