Sin llenadera, Teatro Mariano Matamoros

Arturo Molina/La Voz de Michoacán Morelia, Michoacán. A casi una década de que inició su construcción el Teatro Mariano Matamoros sigue recibiendo recursos públicos para su conclusión; para este año, se prevé la inversión de 50 millones de pesos sólo para la terminación de la obra civil y los acabados de la infraestructura. A casi 8 …

Arturo Molina/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. A casi una década de que inició su construcción el Teatro Mariano Matamoros sigue recibiendo recursos públicos para su conclusión; para este año, se prevé la inversión de 50 millones de pesos sólo para la terminación de la obra civil y los acabados de la infraestructura. A casi 8 años de que debió ser entregada y con procesos de auditoría, se espera que se entregue para finales del presente año.

PUBLICIDAD

El Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas de Michoacán (SCOP), Juan José Domínguez, destacó que la conclusión del teatro se perfila para el mes de noviembre de 2018, posterior a los festejos patrios, y de lo cual depende aún, la gestión de 118 millones de pesos más para el equipamiento audiovisual del teatro.

A finales del 2017, se tenía planeado entregar la obra ahora sí, para los festejos patrios, tal como se había planteado en el año 2010. No obstante, la tardanza en la llegada de los recursos ha generado nuevamente este ajuste. Ante el amplio retraso de tiempo que tiene el inmueble y el aun no explicado alto costo de construcción, se ha bajado el costo del proyecto y se ha determinado que cuente únicamente con lo necesario para operar.

Domínguez López precisó que la obra no se ha detenido pese a la falta del recurso, toda vez que indicó, se ha mantenido el trabajo constante en la planeación, adecuación y gestión de los recursos de la polémica obra.

PUBLICIDAD

La presente administración estatal recibió la obra parcialmente ejecutada, sin un proyecto totalmente definido ni los permisos para su ejecución; la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas de Michoacán,  comenzó a trabajar a partir de lo que ya existía, comenzando con la elaboración de los estudios y proyectos.

Aureoles Conejo logró la gestión ante la federación de 50 millones de pesos para continuar con el teatro, para tener un alcance de todos los acabados y nos quedaría la parte del equipamiento, si los tiempos se dan estarían para octubre y noviembre, esperamos que para los eventos de talla internacional de finales del año ya se esté concluido el Teatro Mariano Matamoros”; manifestó.

El teatro Mariano Matamoros originalmente planeado para ser utilizado en los festejos del Bicentenario de la Independencia de México, será un centro cultural modulable mediante ingeniería especializada, que funcionará como teatro, sala de conciertos y cine con una de las pantallas más grandes de Latinoamérica. Se proyecta que brinde servicio continuo de cafetería y restaurante.

El funcionario estatal apreció que el costo de los equipamientos es elevado por la  misma necesidad y tamaño del teatro, en el cual se requieren tanto proyectores de alta capacidad y fidelidad, como sistemas de sonido que se adapten a la acústica natural del recinto.

No se ha parado al cien por ciento, hemos avanzado en el tema físico poco, pero en planeación y presupuestario no se ha detenido, esperamos que la podamos arrancar de tal manera que no tengamos que detener la obras. Hablamos 118 millones de pesos para los equipos tiene que ver con proyector, iluminación, sistema de aire, del sistema que permite que cuando el recinto de utilice como cine sirva con acústica y hay un sistema con condiciones especiales”, destacó Domínguez López.

El proyecto nació de la idea de dotar al centro histórico de Morelia un espacio polivalente capaz de albergar diversas actividades culturales y sociales; puestas en escena, proyecciones de cine, espectáculos y eventos sociales.

Originalmente proyectaba la rehabilitación de dos inmuebles con una importante carga histórica localizados en el primer cuadro que de cara a los festejos del centenario y bicentenario presentaban gran deterioro por abandono.