Vecinos reportan deficiencias en nuevas obras del Centro Histórico

Héctor Jiménez/La Voz de Michoacán Morelia, Michoacán. A poco más de un mes de que se inauguraron las calles Valladolid y Antonio Alzate en el Centro Histórico de Morelia, vecinos y comerciantes de la zona se encuentran preocupados por diversos desperfectos que presentan estas vialidades, tales como elementos que no fueron debidamente instalados y pendientes …

Foto: La Voz de Michoacán. A poco más de un mes de que se inauguraron las calles Valladolid y Antonio Alzate en el Centro Histórico de Morelia, vecinos y comerciantes de la zona se encuentran preocupados por diversos desperfectos.

Héctor Jiménez/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. A poco más de un mes de que se inauguraron las calles Valladolid y Antonio Alzate en el Centro Histórico de Morelia, vecinos y comerciantes de la zona se encuentran preocupados por diversos desperfectos que presentan estas vialidades, tales como elementos que no fueron debidamente instalados y pendientes que pudieran producir inundaciones en la próxima temporada de lluvias.

PUBLICIDAD

El pasado 14 de enero, autoridades municipales realizaron la inauguración oficial de las calles Valladolid, Antonio Alzate y una lateral de Vasco de Quiroga. Si bien se presentó un retraso de por lo menos un mes en la entrega de las primeras dos vialidades, los representantes del municipio señalaron que no se aplicaron multas económicas a la empresa responsable pues dicho plazo fue utilizado para realizar correcciones y trabajos adicionales en estos tramos mientras se encontraban cerradas las calles perpendiculares de Virrey de Mendoza y Vasco de Quiroga.

Sin embargo, a un mes y 10 días que se realizó la inauguración, son diversos elementos los que presentan imperfecciones en estas vialidades del Centro Histórico moreliano. Sobre la calle Valladolid en su esquina con Virrey de Mendoza suena una serie de constantes golpes metálicos. Son tres tapas de registros de agua que no están debidamente asentadas y que golpean cada vez que pasa un vehículo encima. El presidente de la asociación de Comerciantes y Vecinos del Centro Histórico (Covechi), Alfonso Guerrero Guadarrama, señala que uno de estos elementos ni siquiera está bien asegurado y puede ser un peligro para los automovilistas.

“Hay un registro a la mitad de la calle que quedó muy mal, se levanta a cada ratito y los vecinos tienen que estarlo acomodando porque les faltó ponerle un perno, son cosas absurdas pero que hemos tenido que reportarlas y pueden ser causa de que quede ahí un carro fastidiado porque va a caer en un registro abierto ante la falta de la tapa. Reitero que sí está la tapa, pero se sale y son los propios vecinos quienes la acomodan nuevamente”, explicó en entrevista con La Voz de Michoacán.

PUBLICIDAD

Otro de los elementos que señala el representante de vecinos y comerciantes es que las vialidades pudieran presentar problemas de inundaciones durante la próxima temporada de lluvias. La Voz de Michoacán registró que se realizaron diversos cambios sobre la mencionada vialidad una vez que estaba concluida la plancha de cantera y pórfido, en tanto que las autoridades municipales respondieron que una de las acciones tenía como fin corregir la pendiente de la calle para que el agua fluyera hacia el Centro y no hacia las orillas. No obstante, en la esquina de Morelos y Valladolid, Guerrero Guadarrama hizo notar que pareciera que la pendiente de la calle llevaría todo el flujo de agua hacia la calle recién remodelada, lo que pudiera causar un problema ante la falta de alcantarillas. En cambio, si la pendiente tiende hacia el lado contrario, puede generar una importante corriente de agua a través de Morelos Sur y que desemboque totalmente en la Avenida Lázaro Cárdenas.

“Cuando hubo unas lluvias en enero nos dimos cuenta de que el agua se quedaba un poco encharcada en la calle Valladolid, no hay coladeras y nosotros nos sorprendimos de esa decisión. Lo mismo pasa en la calle Antonio Alzate, que hay dos coladeras nada más y es una calle muy grande. No sé si es una decisión mal planeada, pero ya quedó registrado en Valladolid que no hay un buen escurrimiento”, comentó el representante de la Covechi.

Otro de los trabajos adicionales reportados por las autoridades municipales sobre estas vialidades fue la aplicación de pintura especial para balizamiento, pero en un plazo menor a dos meses ya se observa un deterioro importante sobre el señalamiento de prioridad ciclista ubicado en la esquina de Valladolid y Virrey de Mendoza, así como en el paso peatonal de Antonio Alzate en su intersección con Vasco de Quiroga y que casi ha desaparecido de la vista.

Toda esta zona de la ciudad, que se convierte en un corredor para las personas que transitan entre la Catedral de Morelia y la Plaza Valladolid, presenta ya diversos inconvenientes para la movilidad peatonal. Recientemente, Alfonso Guerrero señaló las malas condiciones de diversos registros a nivel de calle. Además, un trabajador de una empresa de seguridad privada secundó la versión de que unas 15 personas han sufrido accidentes en una rampa en malas condiciones ubicada en la calle Vasco de Quiroga, casi en su esquina con Humboldt.

Finalmente, también debe mencionarse el caso de la remodelación de Virrey de Mendoza, que ocasionó problemas a los vecinos antes incluso de ser terminada pues provocó desabastecimiento en el servicio de agua potable durante más de un mes. Si bien dicho caso fue atendido a mediados de febrero, los afectados lamentaron que las autoridades no prestaron atención al problema hasta que llegó a la opinión pública a través de los medios de comunicación.

Esta serie de señalamientos se dan después de que a finales de 2018 se desintegró la Gerencia del Patrimonio Cultural de Morelia. En tanto que los vecinos se han quejado porque no existe un encargado u oficina para llevar sus quejas con la certeza de que serán atendidos, el regidor Gaspar Hernández Razo señaló que, ante este vacío, los ciudadanos se han dirigido directamente a él como representante de la Comisión de Patrimonio Cultural y Espacio Público.