Pese a leyes de protección, violencia contra animales sigue sin freno en Michoacán

Arturo Molina / La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. Municipios michoacanos siguen incidiendo en violencia en contra de animales domésticos. A pesar de la legislación estatal, la violencia contra la fauna urbana sigue latente en prácticamente todos los municipios. A través de redes sociales y denuncias ciudadanas, ha trascendido agresiones brutales en contra …

Foto: Christian Hernández.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Municipios michoacanos siguen incidiendo en violencia en contra de animales domésticos. A pesar de la legislación estatal, la violencia contra la fauna urbana sigue latente en prácticamente todos los municipios.

A través de redes sociales y denuncias ciudadanas, ha trascendido agresiones brutales en contra de los animales e incluso, políticas públicas de funcionarios que trasgreden los derechos de los animales.

Apenas esta semana, trascendió uno de los casos de mayor barbarie en la entidad. Pobladores del municipio de Santa Ana Maya denunciaron la aparición de perros que fueron prácticamente asesinados a golpes por sujetos desconocidos.

PUBLICIDAD

 

También puedes leer: Animalistas denuncian matanza de perros en Santa Ana Maya

 

En imágenes difundidas por medios locales, incluyendo esta casa editorial, trascendieron los perros moribundos entre charcos de sangre, con lo que se presume les dieron muerte a golpes.

Al respecto, la Fiscalía General del Estado de Michoacán actuó por denuncia de organizaciones animalistas al integrar carpetas de investigación para dar con los responsables del maltrato animal. Entre las líneas de investigación se encuentra la muerte por golpes en la cabeza, apuñalamiento y por posible envenenamiento en una cantidad aún no especificada de fauna urbana.

Foto: Cortesía.

Organizaciones de animalistas han denunciado constantemente estas tendencias en zonas aledañas a las zonas urbanas principalmente, donde hasta la fecha no se han dado a conocer acciones legales en contra de responsables, sanciones contra funcionarios públicos y mucho menos detenciones.

 

También puedes leer: Ordena edil aumentar vigilancia por maltrato animal en Santa Ana Maya

 

No es el único punto, recientemente se han dado a conocer condiciones similares de violencia contra los animales en donde las acciones provienen de funcionarios públicos. Este mismo mes, la jefa de Tenencia de Capula llamó a la población de la tenencia que es considerada como uno de los puntos turísticos más importantes del municipio, a que los vecinos llevaran “a los animales que ya no quisieran” y a los animales de la calle a la plaza principal para que el Centro de Control Canino Municipal se los llevara.

Foto: Tomada de Twitter.

En este contexto, las organizaciones animalistas alzaron la voz debido a que desde la Jefatura de Tenencia se estaría promoviendo que los ciudadanos se deshagan de los animales que muchas veces compran sin ninguna consecuencia o aprendizaje moral en torno a la preservación y respeto por la vida animal.

Si bien las autoridades de dicha tenencia salieron a aclarar que únicamente se trataba de una campaña para revisión de los animales, los internautas y medios locales lograron documentar los mensajes de la funcionaria.

 

También puedes leer: Condenan en redes captura de perros en Capula; tenencia niega acusaciones

La jefa de Tenencia, a través de sus redes sociales, precisó que los animales serían llevados al Centro de Atención Canina, donde serían dados en adopción, situación que cabe destacar es prácticamente imposible debido a la alta demanda que tiene la dependencia municipal en la recepción de animales abandonados.

En promedio, el Centro de Atención Animal procede a sacrificar a más de 2 mil perros y gatos que son sacados de las calles ante la proliferación de la fauna urbana, lo anterior sólo en el caso de Morelia. Si bien la dependencia cuenta con los procedimientos establecidos para el sacrificio animal, la situación se reconoce como complicada.

 

También puedes leer: Denuncian canibalismo entre perros tras abandono en Zinapécuaro

 

A principios de este año, Zinapécuaro, a escasos minutos de distancia de la capital michoacana, fue sede de uno de los actos de mayor atrocidad en contra de animales en la historia reciente del estado. Un proyecto mal ejecutado del Ayuntamiento de Zinapécuaro dejó al menos 20 perros de la calle muertos de deshidratación, hambre e incluso víctimas de canibalismo de otros canes para poder sobrevivir.

Foto: Huellitas. Un proyecto mal ejecutado del Ayuntamiento de Zinapécuaro dejó al menos 20 perros de la calle muertos de deshidratación.

Denuncias de organizaciones animalistas revelaron para esta casa editorial que el municipio acumuló animales y los habría dejado morir entre el calor y el hambre.

Animales de la calle, víctimas de maltrato

Pese a las campañas de concientización, esterilización y de información, cada año, en Morelia más de 2 mil mascotas abandonadas son sacrificadas en el Centro de Atención Animal municipal.

De este universo, el 70 por ciento fueron llevados por los propios dueños al albergue porque ya no querían hacerse cargo de ellos. En paralelo, la fauna urbana doméstica, como los perros y gatos, proliferan, en condiciones de violencia, maltrato y calle, así como con problemas de sobrepoblación.

Pese a los esfuerzos de las autoridades por generar campañas de esterilización, evitar la venta de animales en vía pública y el fomentar la adopción, la situación sigue siendo insostenible.

Foto: La Voz de Michoacán.

Sólo en Morelia, las 130 comunidades rurales y las 14 tenencias albergan la mayor cantidad de animales como perros y gatos en condición de calle, los cuales, en completa libertad, siguen siendo foco de reproducción de miles de animales que lo único que encontrarán, será hambruna y violencia generalizada.

Al respecto, activistas handenunciado quemuchos de los casos que se presentande sacrificio, suelen ser perros de raza, los cuales al crecer dejan de ser opciones para las familias y abandonados a su suerte en las calles.