Deja su trabajo para dedicarse a recorrer bosques y beber whisky por todo EUA

En paralelo, y en sus tiempos libres, Woodruff decidió “combinar mis dos pasiones: el excursionismo y el whisky” y con una botella de Glenfiddich de 19 años (añejado en barricas antes usadas para Bourbon) en su mochila llegó hasta una cascada en el río Rockaway River.

Foto: Twitter

Agencias / La Voz de Michoacán

EUA. Nate Woodruff decidió dar un  giro sustantivo a su vida y transformarla en una singular experiencia que mezcla el excursionismo y el whisky. Ello lo ha convertido, aunque él mantiene una actitud modesta, en una sensación en redes sociales.

Woodruff, de 31 años  y originario de New Jersey, cuenta que cuando era más joven se dedicó a la fiesta y a la bebida hasta emborracharse, lo que lo llevó a dejar la universidad.

“Como muchos veinteañeros, lo único que  me importaba era emborracharme y coquetear con mujeres con todo lo que eso implica…”, contó Woodruff, según el relato del Morriston Daily Record / USA Today.

PUBLICIDAD

Luego trató de hacer una carrera como actor en Nueva York, sin éxito, y trabajó en bares y restaurantes.

Fue en ese trabajo que tuvo una actitud diferente del alcohol: en lugar de beber hasta emborracharse, comenzó a apreciar el whisky y el bourbon, sus diferencias, historias, procedencias y calidades. Eso lo llevó, poco a poco, a ocupar diversos empleos: desde encargado de un bar hasta especialista en bebidas en un hotel y, finalmente, se convirtió en “embajador” de una marca de whisky, realizando degustaciones, eventos promocionales y demás, cuando tenía unos 27 años.

PUBLICIDAD

“El whisky me sacó de la etapa oscura de mi vida cuando yo bebía y festejaba demasiado sin ninguna aspiración u objetivo”, contó Woodruff.

En paralelo, y en sus tiempos libres, Woodruff decidió “combinar mis dos pasiones: el excursionismo y el whisky” y con una botella de Glenfiddich de 19 años (añejado en barricas antes usadas para Borubon) en su mochila llegó hasta una cascada en el río Rockaway River.

Fue allí cuando tomó la primera de las fotografías que se convertirían en su ocupación distintiva: una imagen de una botella de whisky en un contexto natural. Con ello comenzó la actividad en su cuenta @whiskywithaview a la que luego siguió la cuenta @whisky_nate. Entre ambas ha reunido unos 100,000 seguidores.

Así, Woodruff comenzó a irse con frecuencia de excursión, acompañado de su perra Skye y con variadas botellas de whiskey en la mochila. Viaja en su vieja van Chevy de 1995 y luego, a pie, recorre bosques, escala montañas, contempla valles desde lo alto, cruza ríos y lagos en diferentes partes de Estados Unidos. Con frecuencia en su recurrido visita destilerías para probar e incluir sus botellas en sus viajes.  Sus fotos comenzaron a ser muy gustadas y sus cuentas en redes sociales comenzaron a crecer en seguidores.

Inclusive cuenta con patrocinadores, destilerías y marchas de whisky, que financian sus viajes. Lleva unos seis años en ello.

Con todo, Woodruff no se considera un influencer. “Hay muchas personas que hacen lo que yo hago y usan el término influencer, que yo aborrezco absolutamente… Eso no tiene que ver para nada con lo que hago. Lo que me gusta es inspirar a la gente. Yo no muestro un estilo de vida acaudalado de relojes, autos lujosos y costosas botellas. Soy solo un tipo que se va de excursión al bosque. Cualquiera puede hacer lo que hago”.

Con todo, su actividad tiene un toque singular y, en el verano de 2019, finalmente decidió renunciar a su  trabajo formal de representante y promotor de whisky, que lo abrumó, y optó por dedicarse completamente a su pasión de excursionismo y fotografía y reseña de botellas de whisky en contextos naturales.

Planeó entonces comenzar en 2020 un gran viaje por todo Estados Unidos, para hacer excursionismo a lo largo del país, visitar destilerías y continuar con su trabajo de fotografía y reseña de whisky. Vendió casi todas sus posesiones y solo conservó su camioneta y la compañía de su perra Skye.

Su viaje a gran escala, con todo, fue trastocado por la pandemia de covid-19, pues las destilerías que pensaba visitar debieron cerrar. Pero la pausa del confinamiento la usó para adaptar su camioneta (con un colchón en la parte posterior) e incluso visitó una destilería en Georgia, a la que ayudó a reconvertir para producir desinfectante de manos a base de alcohol.

Pero Woodruff finalmente logró reiniciar su recorrido, y ha pasado semanas recorriendo los amplios espacios naturales del Medio Oeste y la Costa Oeste de Estados Unidos. Su soledad le aporta un muy amplio distanciamiento social en tiempos de COVID-19.

Actualmente ha hecho una pausa en Colorado, donde se aloja con amigos, pero planea volver a recorrer la Costa Oeste para luego emprender el retorno, a todo lo ancho del país, para asistir en octubre a la boda de un amigo en New  Jersey, de acuerdo al relato del Morriston Daily record.

Su aventura ha sido un tanto solitaria, solo con la compañía de Skye y de un buen trago de whisky, pero él ha invitado a sus amigos a sumársele en lo que le queda de su presente recorrido, que culminará hacia diciembre cuando culminen los contratos que tiene con sus actuales patrocinadores.

Pero al parecer solo hará entonces una pausa, pues desea realizar un nuevo recorrido por las Montañas Apalaches y sus destilerías, y también viajar por Escocia para visitar sus muy numerosas e históricas destilerías de Whisky.