Finaliza segunda jornada de Papa en Perú marcada por agudas críticas

Notimex/La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Perú. El Papa Francisco se retiró esta noche a descansar en la Nunciatura Apostólica en Lima, tras una intensa jornada –la segunda en Perú- marcada por la crítica social por el daño al medio ambiente, la explotación sexual y la corrupción política. En la mañana, el Papa viajó de …

Foto: Internet. El Papa pronunció su alocución frente al presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski.

Notimex/La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Perú. El Papa Francisco se retiró esta noche a descansar en la Nunciatura Apostólica en Lima, tras una intensa jornada –la segunda en Perú- marcada por la crítica social por el daño al medio ambiente, la explotación sexual y la corrupción política.

En la mañana, el Papa viajó de Lima a Puerto Maldonado, en la Amazonia peruana, para criticar la destrucción del ambiente, y pidió que se respete no sólo a la mayor selva tropical del planeta, sino también a sus históricos habitantes: los pueblos indígenas.

Hemos de romper con el paradigma histórico que considera la Amazonia como una despensa inagotable de los Estados, sin tener en cuenta a sus habitantes”, dijo el pontífice en su discurso ante el Coliseo Regional Madre de Dios, en la ciudad de Puerto Maldonado.

Ante cientos de indígenas procedentes de Perú, Brasil y Bolivia, el líder de la Iglesia Católica dijo que la Amazonia –que perdió el 20 por ciento de su cobertura forestal en las últimas cuatro décadas- es también una “reserva cultural que debe preservarse ante los nuevos colonialismos”.

Minutos después, ante miles de personas congregadas bajo un inclemente sol en el Instituto Jorge Basadre de la misma ciudad, el Papa hizo una férrea crítica a la explotación sexual y la trata de personas, sobre todo de las mujeres, y no dudó en calificar este fenómeno como “esclavitud”.

Existe otra devastación de la vida que viene acarreada con esta contaminación ambiental propiciada por la minería ilegal. Me refiero a la trata de personas: la mano de obra esclava o el abuso sexual”, sentenció, en tono grave.

La violencia contra las adolescentes y contra las mujeres es un clamor que llega al cielo”, agregó el pontífice.

El mensaje del Papa no se produjo en una región trivial: Madre de Dios es una de las zonas más diversas étnica y biológicamente de Perú, pero también es un área de gran impacto socioambiental como consecuencia del trabajo de unos 40 mil mineros que extraen oro de forma artesanal.

En esa región, cientos de adolescentes y jóvenes son engañadas por mafias y traídas desde áreas remotas de los Andes para prostituirse –muchas veces a la fuerza- en los campamentos mineros.

En la tarde, tras volar de regreso a Lima, Francisco lanzó un duro mensaje contra la corrupción, a la que calificó como uno de los males que “infecta todo” en América Latina.

El Papa pronunció su alocución frente al presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, sobre quien pesan sospechas de haberse beneficiado de sobornos.

La fiscalía peruana sospecha que Kuczynski habría recibido 782 mil dólares de la firma brasileña Odebrecht, por medio de su consultora Westfield Capital, cuando era jefe de Gobierno del presidente Alejandro Toledo (2001-2006).

Cuánto mal le hace a nuestros pueblos latinoamericanos y a las democracias de este bendito continente este virus social”, sostuvo el Papa en el patio de honor del Palacio de Gobierno, en Lima, adonde llegó tras tener que cambiar de auto oficial por un pinchazo de un neumático que hizo parar la comitiva papal.