Mueren siete estadunidenses en sendos ataques en Afganistán

Notimex /La Voz de Michoacán. Seis estadunidenses, entre ellos tres soldados, y un médico afgano murieron hoy al explotar un carro bomba en el sureste de Afganistán, mientras otro civil estadunidense pereció en un segundo ataque en el este de ese país. El carro bomba explotó al paso de un convoy militar estadunidense que circulaba …

Notimex /La Voz de Michoacán.
Seis estadunidenses, entre ellos tres soldados, y un médico afgano murieron hoy al explotar un carro bomba en el sureste de Afganistán, mientras otro civil estadunidense pereció en un segundo ataque en el este de ese país.

El carro bomba explotó al paso de un convoy militar estadunidense que circulaba en la ciudad de Qalat, capital de la provincia de Zabul, informó el canal de noticias qatarí Al Yazira.

PUBLICIDAD

Además de los tres militares, murieron dos civiles estadunidenses -uno de ellos oficial del servicio extranjero-, mientras que otros cuatro empleados del Departamento de Estado resultaron heridos en el ataque, cuya autoría fue atribuida al movimiento Talibán.

En un mensaje de su vocero Qari Yousuf Ahmadi, el movimiento islámico se adjudicó la autoría del atentado en Zabul, región que comparte frontera con Pakistán, al sureste, y la provincia de Kandahar, donde surgió el Talibán, al sur.

El carro bomba explotó cuando el convoy militar pasó a otra caravana de vehículos donde iba el gobernador de Zabul, Mohammad Ashraf Nasery, quien resultó ileso, aunque su médico personal murió y dos de sus guardaespaldas, un estudiante y dos reporteros resultaron heridos.

PUBLICIDAD

Por otra parte, un civil estadunidense que trabajaba para el gobierno de Washington murió en un segundo ataque armado ocurrido en el este de Afganistán, según un comunicado de la Fuerza Internacional de Seguridad y Asistencia (ISAF).

Ambos ataques coincidieron con la visita a Afganistán del jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, general Martin Dempsey.

El jefe castrense estadunidense viajó al país asiático para evaluar qué tipo de capacitación necesitan las tropas afganas antes de que la coalición militar internacional se retire a finales de 2014.