Repetía que el COVID-19 no existía, que era un engaño, semanas después, influencer no libró la pandemia y murió

El youtuber comenzó a tener síntomas a las pocas horas de haber llegado a Turquía, y por tal motivo, cuando volvió a Ucrania y acudió al médico, se sometió a una serie de análisis, incluido el testeo de COVID-19, que dio positivo

Foto: Internet

Agencias / La Voz de Michoacán

El influencer de fitness Dmitriy Stuzhuk, quien pensaba que el SARS-CoV-2 no existía, falleció por complicaciones después de haber contraído el virus en un viaje a Turquía.

El hombre de 33 años procuraba promover los deportes y la vida saludable en su cuenta de Instagram en donde más de 1 millón de personas lo siguen. Pero en esta misma también compartió que no creía en la enfermedad. No fue hasta que se enfermó, que se dio cuenta que el virus es una amenaza real.

PUBLICIDAD

Tras el contagio, el hombre acudió a su cuenta de Instagram hace unos días para contar lo que le pasó y para reconocer que se había equivocado en subestimar la existencia del coronavirus.

“Como todos saben por las historias, estoy enfermo de coronavirus. Hoy, después de regresar a casa, por primera vez hubo entusiasmo por al menos escribir algo. Quiero compartir cómo me enfermé y advertir a todos: también pensé que no había COVID, y todo esto es relativo. Hasta que me enfermé”, admitió el padre de tres pequeños.

PUBLICIDAD
https://www.instagram.com/p/CGcw8N5Agrc/?utm_source=ig_embed

El youtuber comenzó a tener síntomas a las pocas horas de haber llegado a Turquía, y por tal motivo, cuando volvió a Ucrania y acudió al médico, se sometió a una serie de análisis, incluido el testeo de COVID-19, que dio positivo.

“Me desperté en medio de la noche porque mi cuello estaba hinchado y me costaba respirar. Al mismo tiempo, me dolía un poco el estómago. Al día siguiente empezó a aparecer tos, pero no había temperatura. Tampoco había síntomas particulares de la enfermedad, por lo que pensé que podrían ser consecuencias después de hacer deporte, cambiar el clima y la nutrición, y además dormir con el aire acondicionado encendido”, detalló sobre los síntomas que tuvo.

Si bien pasó unos días internado, por una cuestión de comodidad quiso ir a su casa a continuar con el tratamiento allí, algo que los médicos avalaron.

En su última publicación en la red social sostuvo: “He decidido que será más conveniente para mí estar en casa, donde tengo todas las condiciones para un tratamiento normal. Al final, siempre puedo acudir a los servicios adecuados. Mi estado es estable".

Pese a que parecía estar recuperándose, a poco de haber vuelto a su hogar, murió.