Se inmola hombre en Túnez en protesta contra desempleo

Notimex / La Voz de Michoacán Madrid, 12 Mar.- Un joven de 27 años se prendió hoy fuego en un avenida del centro de Túnez, en protesta contra el alto índice de desempleo que existe en el país árabe y que lo llevó a vender cigarros en la calle. PUBLICIDAD El hombre, identificado como Adel …

reutunezprotesta

Notimex / La Voz de Michoacán
Madrid, 12 Mar.- Un joven de 27 años se prendió hoy fuego en un avenida del centro de Túnez, en protesta contra el alto índice de desempleo que existe en el país árabe y que lo llevó a vender cigarros en la calle.

PUBLICIDAD

El hombre, identificado como Adel Khadri, se inmoló en la avenida Habib Bourguiba, frente al Teatro Municipal, en pleno centro de la capital homónima de Túnez, ante la mirada de decena de testigos, que no daban crédito a su decisión.

«Éste es el joven que vende cigarrillos, éste es el desempleo», exclamó el hombre antes de «sacrificarse», relataron testigos, según un reporte de la televisión Al Yazira.

Los testigos dijeron que las fuerzas de seguridad en la zona y algunos transeúntes intentaron apagar las llamas del cuerpo del hombre, quien sólo gritaba Alá (Dios) es grande!, antes ser trasladado de urgencia a un hospital.

PUBLICIDAD

Un portavoz de los Servicios de Emergencia de Túnez informó que el joven sufrió graves quemaduras, de segundo y tercer grado, en todo el cuerpo, principalmente en la cabeza y la espalda, aunque, aseguró, que «su vida no corre peligro».

Funcionarios locales identificaron al hombre como Adel Khadri, de 27 años edad, miembros de una familia extremadamente pobre de la localidad de Jendouba, en el noroeste del país árabe.

El incidente se registró poco antes de que el Parlamento iniciara la sesión para elegir un nuevo gobierno, que dirija al país y ponga fin a la profunda crisis política que atraviesa tras la Revolución Jazmín de 2011.

El portavoz del ministerio tunecino del Interior, Khaled Tarrouche, atribuye la acción desesperada de Khadri a su situación económica, que lo tenían sumergido en una grave depresión.

«Está desempleado y llegó a Túnez hace unos meses. Era muy frágil, estaba roto psicológicamente, y por eso prendió fuego», indicó.

El proceder de Khadri recordó a los tunecinos la inmolación de Mohamed Bouazizi, cuya muerte en diciembre de 2010 encendió la revuelta en el país, que llevó a la caída del presidente Zine al-Abidine Ben Ali, y después resonó en todo el mundo árabe.

Las dificultades económicas y sociales fueron los factores claves que derribaron el régimen de Ben Ali, aunque a dos años de su caída el desempleo y la pobreza continúan plagando en gran parte del país norteafricano.

Aunado a los problemas sociales, Túnez también lucha por salir de una crisis política, agravada por el asesinato a tiros de Chokri Belaid, un líder de la oposición de izquierda, ocurrido el 6 de febrero pasado.