Coronavirus y divorcio provocan que un policía se quite la vida de un disparo

Luego de que la vida se tornara difícil para un agente preventivo de la Ciudad de México, al deprimirse por la muerte de sus padres hace dos meses por COVID-19 y por el duro proceso al separarse de su esposa, Raymundo se despidió de esta vida con una bala de su arma de cargo.

Foto: Twitter.

Agencias / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Perder a sus padres por culpa del coronavirus (COVID-19) y por lo duro que resultó el divorcio de su esposa, llevaron al policía Raymundo a sufrir una crisis nerviosa que acabo en suicidio, al dispararse con su propia arma de carga al momento que se encontraba cumpliendo con su turno de vigilancia.

Desde hace dos meses la vida se tornó difícil para el agente del sector Buenavista, pues su papá se contagió de Coronavirus y le siguió su mamá. A pesar de los esfuerzos de los médicos, sus padres no lograron sobrevivir y a su tristeza se sumó la muerte de un tío por la misma enfermedad. Por si fuera poco, Raymundo Macías Cansino atravesaba un complicado divorcio con quien fuera su esposa y tuvo una de tantas peleas que lo llevaron a deprimirse.

PUBLICIDAD
Foto: Twitter.

Esta última discusión con su pareja orilló al policía segundo a tomar una medida extrema para terminar con sus problemas, así que se dirigió a su turno, y durante la madrugada del sábado, el agente descendió de la patrulla MX-323-C1 en la esquina de Riva Palacio y Magnolia, en la colonia Guerrero, y se apuntó en la boca.

Sin pensarlo más, a las 04:00 horas Raymundo se había despidió de esta vida cruel con una sola bala, que le salió por el cuello. El policía respondía al nombre de Raymundo, que circulaba junto con su pareja en la patrulla MX-323-C1.

PUBLICIDAD

Contenidos relacionados

Ambos policías circulaban con su patrulla, pero el oficial Raymundo mostraba síntomas de depresión, le contó a su pareja que tenía problemas con su esposa y además estaba triste por la muerte de su señor padre.

Su compañero quedó impactado por la rápida acción de Raymundo y aunque pidió con urgencia una ambulancia, al llegar los paramédicos le indicaron que ya no contaba con signos vitales.

Con información de El Gráfico.