El mundo se acerca a los 5 millones y medio de casos de COVID-19

Más de 344 mil personas han muerto en todo el mundo por complicaciones de la enfermedad.

Foto: Jaime Lagunas, La Voz de Michoacán.

Notimex / La Voz de Michoacán

Washington, EUA. Los casos acumulados de COVID-19 en el mundo ya suman 5 millones 462 mil 467, mientras que 344 mil 731 personas han perdido la vida por esta enfermedad, de acuerdo con cifras de la Universidad Johns Hopkins que retoma los datos oficiales de cada nación.

Estados Unidos continúa siendo el país más afectado por esta enfermedad, con 1 millón 654 mil 683 personas que han contraído la enfermedad hasta este momento, mientras que Brasil y Rusia registran 363 mil y 353 mil casos, respectivamente.

PUBLICIDAD

Esta tarde Rusia acumuló 8 mil 946 nuevos casos de COVID-19, el número más alto de acuerdo a los registros nacionales, a pesar de ello el gobierno mantendrá la disposición de apertura y permitirá los vuelos internos.

Por su parte, Japón ha declarado oficialmente el fin del estado de emergencia, aunque se mantendrá en alerta y extenderá las restricciones de arribo desde otros países. Como parte de su plan de recuperación se estudia la necesidad de la existencia de la vacuna para dar pie a la celebración de las olimpiadas.

PUBLICIDAD

En el Medio Oriente, Palestina también decidió terminar con el confinamiento, por los bajos reportes de nuevos casos que hasta el momento ha tenido el país, mientras Europa inició pláticas para reabrir sus fronteras y las puertas al turismo internacional.

Mietras que Grecia tomó la decisión de abrir cafeterías y otras tiendas para reactivar la economía poco a poco y Corea del Sur optó por indicar a sus ciudadanos el uso obligatorio de cubrebocas en espacios compartidos con otras personas.

Francia estudia subir el salario de los trabajadores de la salud, para recompensar sus esfuerzos ante la pandemia e Irán abrirá los centros de oración chiítas, después de dos meses de mantenerlos cerrados.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy que frenará el uso de hidroxicloroquina y cloroquina en pacientes con COVID-19, pues la revista The Lancet publicó un estudio en el que ha identificado que aumenta el riesgo a desarrollar arritmias cardiacas y de morir en los hospitales.

Como parte de los estudios realizados por diversas naciones, las autoridades sanitarias de los Países Bajos identificaron a un probable segundo paciente contagiado de otra cepa de coronavirus, que podría provenir de visones, empleados comúnmente para hacer abrigos y otros productos de piel suave, por lo que levantaron una alerta sobre este reciente virus para mantener la vigilancia.