Hasta 3 años de cárcel y 86 mil pesos de multa, las sanciones en varios estados a quien no respete cuarentena

En al menos tres estados se ha establecido sancionar con cárcel a quienes incumplan medidas sanitarias ante la contingencia por el coronavirus.

Foto: Pixabay.

Redacción / La Voz de Michoacán

Ante la contingencia que se vive en el mundo por el COVID-19, México ha pedido a la gente que no salga de sus casas hasta el 20 de abril, y que mantenga una serie de medidas para contener lo más posible la expansión del virus.

Sin embargo, en algunos sitios las medidas no se han acatado y los mandatarios estatales han endurecido las medidas para que la gente siga las instrucciones que las autoridades de la Secretaría de Salud ha emitido.

PUBLICIDAD

Uno de los casos, es Yucatán, donde el gobernador Mauricio Vila, advirtió que en su entidad se podrá castigar hasta con tres años de prisión a las personas que presenten síntomas o hayan sido diagnosticadas con coronavirus y no acaten las medidas de aislamiento para evitar contagios.

Foto: El Universal.

Este domingo, a través de su cuenta en Twitter, el mandatario asentó que no permitirá que la salud de la población yucateca se ponga en riesgo.

PUBLICIDAD

"No permitiremos que la salud de la población yucateca se ponga en riesgo, es por eso que a la persona que presente los síntomas o haya sido diagnosticada con el Coronavirus y no acate las medidas de aislamiento para evitar el contagio, se le podrá imponer un castigo de hasta 3 años de cárcel", indicó.

Agregó que además la persona que no respete las disposiciones sanitarias podría ser acreedora a una multa de hasta 86 mil 800 pesos. "Esto bajo las sanciones que contempla el Código Penal y la Ley de Salud de #Yucatán. ¡Prevenir es tarea de todos!", escribió el gobernador.

A los dos mensajes que público en su cuenta de esta red social agregó los hashtag "QuédateEnCasa" y "UnidosComoUnoSolo".

Contenidos relacionados

Puebla endurece medidas

Otro más es el gobierno de Puebla donde se dieron a concoer en esta semana nuevas medidas.

Las personas que hayan contraído el virus y no cumplan con aislarse y apegarse a las instrucciones médicas podrán ir a prisión o/y tener altas multas económicas.

De acuerdo a Ricardo Velázquez, titular de la Consejería Jurídica del estado, las personas "rebeldes" podrían ser acredores a una pena de hasta dos años de cárcel, así como una multa que va de los 1,737 pesos a los 86,880 pesos.

Se apegarán al Código Penal de Puebla, el cual hace referencia al “contagio y propagación de enfermedades”, y estarán vigilantes ante el comportamiento de la sociedad en estos días.

Chihuahua emite decreto

También en Chihuahua las medidas se han endurecido. El pasado 26 de marzo, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, promulgó un acuerdo que consta de 13 puntos sobre las medidas.

Destaca el castigo con cárcel a las personas con síntomas o diagnosticadas con COVID-19, que no permanezcan en sus hogares.

Foto: Twitter de Javier Corral.

El decreto 049/2020 establece que:

“Cualquier persona, en caso de presentar sintomatología o bien que haya sido diagnosticada con COVID-19, deberá aislarse y resguardarse en su domicilio o donde indiquen las autoridades sanitarias. Si presentan síntomas tendrán que informarlo inmediatamente a su médico, o autoridades a través del número telefónico 911”.

Quienes no cumplan con la norma serán investigadas y sancionadas.

“Las personas que incumplan las disposiciones contenidas en el presente acuerdo podrán ser investigadas por la posible comisión del delito de peligro de contagio previsto en el Código Penal del Estado y los que resulten aplicables”, dice el decreto.

También se suspenden eventos en general, hay cierre de negocios y recintos, así como de iglesias, cines, teatros, bares, parques, casinos, restaurantes, cafés.

Bajan las cortinas

Hay otros estados donde la orden de cerrar negocios ha sido contundente. En Baja California, los bares y antros dejarán de funcionar hasta el final de la cuarentena.

Policías e inspectores locales vigilarán día y noche que se acaten las nuevas normas.

El gobierno local, a cargo de Jaime Bonilla, dijo que no habrá tolerancia.

En la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, también se cerraron cines, teatros, bares, parques, casinos, y otros espacios de concentración masiva.

El Estado de México se siguió el mismo camino, solamente los inmuebles con giro en la medicina, o la comida podrán ofrecer servicio todo el día.

Jalisco decretó cerrar indefinidamente los establecimientos ligados al entretenimiento por nocturno o la venta de alcohol. Cuatro ya fueron clausurados por no acatar las medidas.

Hay 10 parejas de inspectores que hacen rondines. Las multas para los dueños de los establecimientos van de los 10 mil pesos y hasta los 20 mil pesos.