IMSS canalizará a pacientes con COVID-19 al Hospital de Camelinas a partir del viernes

En el Hospital General de Zona 83 se habilitarán 162 camas en total, 72 más de la que se tienen, para pacientes con coronavirus.

Foto: Jaime Lagunas.

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. A partir del próximo viernes, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) canalizará a pacientes con COVID-19 al Hospital General de Zona 83 de Camelinas, una vez que fue designada para esta tarea. En este momento se está liberando completamente la unidad nosocomial. Se habilitarán 162 camas en total, 72 más de la que se tienen. En paralelo, los hospitales del régimen ordinario seguirán operando como unidades híbridas, es decir, aquellas que atienden a enfermos del coronavirus y de otros padecimientos.

“Qué tiene de fortalezas, que tenemos cuatro naves, esas cuatro naves las teníamos como bodega, no se utilizaban, pero tienen las consolas para toma de oxígeno, y para adecuar se invirtió poco más de medio millón de pesos, por lo que tenemos ese espacio adicional a las 90 que se tienen en el hospital. Esta es una fortaleza, porque si alguno del resto de los hospitales se les complica o rebasa, yo tengo un plan B”, oficializó la delegada federal del IMSS, María Luisa Rodea Pimentel.

PUBLICIDAD

A la par, la funcionaria oficializó que cuentan con 468 camas en todo el estado y que parte de estas serán destinadas para hospitalización de personas con el coronavirus, y si bien anunció que no se suspenderán las urgencias que se presenten por otro tipo de eventos, la prioridad para las instituciones médicas es atender a pacientes que presenten complicaciones. Anunció también la suspensión de las cirugías programadas y se mantendrán aquellas que sean emergencias.

Informó que durante la pandemia los hospitales privados Star Médica y Ángeles, en caso de que se vean saturados de pacientes tanto en el IMSS, ISSSTE o la Secretaría de Salud, van a auxiliar en la atención de enfermos. Si bien no se conoce la disponibilidad de espacios, se espera que haya un encuentro con el fin de que haya plena coordinación, pero cree que conforme avancen los días se pueda concretar.

PUBLICIDAD

“Todas las instituciones podríamos hacer uso de espacios, aunque confiamos en que nosotros lo podamos resolver cada quien. Lo que sí, es que nos da tranquilidad de que hay espacios y nos alientan ésta y otras medidas”, afirmó la representante del Seguro Social en Michoacán, quien aclaró que por el momento cada institución se encargará de sus derechohabientes.

Es decir, en el Comité de Seguridad en Salud se ha determinado que el IMSS se encargue de sus derechohabientes, el ISSSTE de los suyos, y lo mismo la Secretaría de Salud. “Todo esto responde a la fase en la que vamos, y no niego que podría ver un rebase de casos”, confesó la funcionaria, quien destacó que en caso de mujeres embarazadas no importa si cuenta con seguridad social o no, es atención pareja.

Contenidos relacionados


Rodea Pimentel, quien hace unas semanas asumió la delegación, y es de profesión enfermera, con especialidad en salud pública, compartió que han invertido más de 3.5 millones de pesos para los 10 hospitales del régimen ordinario en donde se delimitaron áreas para atender a pacientes con coronavirus. Capacitaron desde policías, médicos, enfermeras, quienes tienen la habilidad para identificar a pacientes.

En promedio se delimitaron de 10 a 15 camas en cada hospital híbrido para pacientes que presenten la sintomatología de COVID-19. En el caso del Hospital General Regional de Charo se delimita plenamente el área y se dejó habilitado un elevador, se colocó una barda, y ésta se puede mover conforme vaya creciendo la demanda de los servicios médicos durante esta contingencia.

Habló de las quejas que han externado trabajadores del Seguro Social de Uruapan por el supuesto desabasto de medicamentos. En este sentido, dijo que cuentan con el equipo de protección personal, mismo que no sólo se integra por una bata, sino también una careta, googles, gorro quirúrgico, botas y guantes, y es muy costoso. Este equipo lo tienen garantizados los trabajadores que fueron asignados a áreas COVID-19.

“El asunto es para el resto del personal que todos comentan que no tienen equipo de protección, sin embargo, ese equipamiento es para todo el personal que está enfocado en este tema. Sería costoso y no lo amerita, y el lineamiento es muy específico, quien ha recibido la capacitación entiende y es uno de los objetivos principales que el trabajador identifique cuál es el tipo de uniforme que le toca”, afirmó la funcionaria federal, quien destacó que al resto se les están dando cubrebocas N95, principalmente a quienes están en consulta externa.

Reconoció que se ha tenido problema para conseguir el suficiente abasto y no es sólo el Seguro Social, sino también otras instituciones. Diariamente el IMSS requeriría 12 mil 500 cubrebocas quirúrgicos, que es el número de trabajadores que se tienen, sin embargo, no hay proveedor que sostenga esa necesidad que se tiene. “No hay suficiencia para la demanda, incluso, fuimos a Guanajuato con artesanos que se dedican a hacerlos, pero tampoco hay tela suficiente”.

Afirmó que en esta pandemia no se pueden ir las instituciones trabajando de manera aislada y es por ello que se formó el comité que es encabezado por la secretaria de Salud y epidemióloga, Diana Carpio, con quienes se reúnen por lo menos una vez por semana para analizar y ver el incremento de las estrategias de cada institución, basado en el comportamiento epidemiológico de la pandemia.

Recalcó que se tienen especialistas asignados para atender la contingencia que van desde neumólogos, internistas, enfermeras generales y auxiliares, nutriólogos, trabajo social, e incluso, a nivel central se autorizaron nuevas plazas para que se puedan fortalecer los hospitales que ya están atendiendo la contingencia por el coronavirus.