Michoacán medirá letalidad, lo que revelaría que hay más contagios de los que se conocen

A dos 2 meses y medio del primer caso hay más de 2 mil casos registrados en Michoacán.

Foto: Samuel Herrera. Más del 50 por ciento de los municipios contagiados.

Arturo Molina / La Voz de Michaocán

Morelia, Michoacán. La tasa de mortalidad por COVID-19 es de los principales factores que se emplearán para la medición del riesgo y la derivación del color de las banderas en cada una de las jurisdicciones sanitarias y municipios de Michoacán. Durante la reactivación económica del estado y la instalación de criterio, autoridades destacaron que serán distintos los criterios que se aplicarán para definir el riesgo de cada región.

Este martes los indicadores de contagio nuevamente volvieron a aumentar en el estado, con 90 nuevos casos, un reflejo de que, tal como se ha advertido, la pandemia está lejos de ser controlada y en buena medida todo dependerá del seguimiento de las medidas sanitarias por parte de la ciudadanía.

PUBLICIDAD

Durante su visita por la Costa michoacana, la titular de la Secretaría de Salud del estado, Diana Carpio Ríos, explicó que se tendrá que valorar la relación de mortalidad con los muestreos que se siguen aplicando, toda vez que en caso de que los fallecimientos aumenten y no así la cantidad de casos estudiados, esto podría colocar en rojo a los municipios que se estén revisando.

Desde que en la Costa michoacana y otros municipios se comenzaron a disparar los casos de contagio, alcaldes señalaron, en algunos casos con inconformidad, que la cifra estaba relacionada con que en estos casos se estaban muestreando con mayor intensidad que en otras regiones del estado. En Lázaro Cárdenas suman mil 89 casos confirmados desde que comenzó la pandemia, con todavía 468 pacientes con contagio activo y 70 pacientes muertos que no pudieron superar la enfermedad.

PUBLICIDAD

Carpio Ríos señaló que medir la letalidad ayudaría a revelar que municipios con bajos muestreos tendrían una incidencia mayor a los contagios de la que realmente están registrando en los casos de contagios diarios de la enfermedad que llegó a Michoacán desde hace ya más de 2 meses y medio.

El panorama es complejo. En zonas como Lázaro Cárdenas, la cantidad de muestras que se aplican es mucho mayor que en el resto del estado; asimismo, la cantidad de pruebas que resultan positivas supera el 50 por ciento, lo que le ha valido ser el epicentro de la enfermedad tanto en contagios como en fallecimientos por la enfermedad.

“Está limitado el tema a que haya menos muestreo y la bandera sea modificada, se basará en la letalidad, no sólo va a ser el tema de las muestras, fortalecer al municipio de Lázaro Cárdenas con el número de muestras no es ni para molestar ni intencionado en forma negativa, es poner un muestreo para que la gente sepa si está enferma. El indicador que nos va a ayudar a regir el color de las banderas es el de la letalidad, si un lugar tiene alta letalidad y un bajo índice de muestreo se va a quedar en rojo o amarillo, no va a poder estar en un color favorable y vamos a mezclar los indicadores”, destacó.

Desde el pasado 1 de junio, en Michoacán se ha rediscutido la forma en la que se valoraría el riesgo de contagio, fallecimiento y la reactivación de la economía del estado de Michoacán a más de 2 meses de las medidas de contingencia, más de un mes de confinamiento y otros procesos, la forma en la que se retomará “la nueva convivencia” es el esquema que se comienza a reforzar.

Contenidos relacionados

El secretario de Gobierno de Michoacán, Carlos Herrera Tello, puso sobre la mesa la alta tasa de casos positivos que se presentan en la ciudad costera de Lázaro Cárdenas. En ese punto, 50 de cada 100 pruebas que se aplican a la población resultan positivas, lo que destacó como una condición evidente del riesgo que representa para el estado tal nivel de contagio.

“Los de Morelia lo tenemos un poco más abajo, y los de Lázaro más arriba. Los datos duros son muy complicados y eso nos obliga a tomar acciones diferentes, porque si seguimos en esta tendencia, entonces a partir de lo que ya tenemos en los centros de inteligencia de salud, en donde se mide en tiempo real lo que está pasando en los hospitales, sabemos cuántos más se infectaron y cuántos más se murieron. Los datos duros nos obligan a tomar acciones diferentes a partir de lo que ya tenemos. Según los análisis del Centro de Inteligencia en Salud, tenemos claro un monitoreo por municipio, las acciones ya están diseñadas, pero necesitamos de la corresponsabilidad de todos y todas”, destacó.

Recalcó que el puerto michoacano entrará en la “nueva convivencia” con bandera roja, con lo cual se activarán negocios en un 25 por ciento de su capacidad, pero únicamente de lunes a jueves, mientras que, de viernes a domingo, se mantendrá el esquema de sana distancia.

La nueva convivencia se dividirá en cuatro meses. En junio se abrirán comercios al 25, en julio al 50, agosto al 75 y septiembre al 100 por ciento y, dependiendo de la cantidad del índice de contagios y muertes, se colocará en cada municipio la bandera roja, amarilla, verde o blanca, según sea el nivel de riesgo de contagio.