Ofrece Alfonso Ramírez Cuéllar "piso parejo" a los aspirantes a dirigir Morena

El líder interino dijo que Mario Delgado, Yeidckol Polevnsky y Bertha Luján deben saber que en el proceso interno habrá imparcialidad

En una extensa sesión de votación y conteo de votos, el zacatecano Alfonso Ramírez Cuéllar, fue elegido presidente interino del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA). En el acto estuvieron presentes, la presidenta del Consejo Bertha Luján y otros miembros del partido. FOTO: CUARTOSCURO.COM

Notimex / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. El presidente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, garantizó "piso parejo" para los aspirantes a la dirigencia nacional y ofreció sacar a su partido del “marasmo” en el que está y restablecer la institucionalidad. 

En conferencia de prensa, el diputado federal informó que este lunes solicitará licencia a su cargo para avocarse a la tarea partidista; afirmó que será un factor de unidad en la que todos tendrán la garantía de que su dirigencia será de una imparcialidad absoluta. 

PUBLICIDAD

El morenista dijo que tanto Mario Delgado como Yeidckol Polevnsky y Bertha Luján deben tener la certeza de que en el proceso interno habrá "piso parejo", imparcialidad y una decisión unitaria para que quien salga, lo haga con mucha fortaleza para respaldar los cambios que se dan en el país. 

Además, refirió que valora la sugerencia del presidente de que el método de elección sea a través de encuesta, y que debe ser puesta a discusión porque "no quiero que ningún método se convierta en factor de desunión".

PUBLICIDAD

Subrayó que la encuesta y la participación de la militancia abonarían a encontrar la solución adecuada.

"Yo no soy parte de ningún conflicto, todos los que aspiren a representar a Morena en los próximos tres años, tengan la seguridad de imparcialidad", subrayó Ramírez Cuéllar.

A su vez, destacó el apoyo unánime que recibió en el Congreso Nacional Extraordinario como presidente de Morena por un plazo máximo de cuatro meses, a fin de emitir la convocatoria para nombrar una dirigencia definitiva y cumplir las resoluciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

"Me siento sumamente respaldado y comprometido para garantizar que el anhelo y reclamó que ayer se expresó, el reclamo de la unidad y del restablecimiento de la institucionalidad se haga realidad", subrayó.

Rechazó el riesgo de división, pues señaló que se definen los caminos adecuados y las dificultades quedarán atrás, se dará vuelta a la página para tener un proceso unitario. 

El legislador federal adelantó que en marzo convocará a una gran convención donde no se tengan motivos de elección, sino diagnósticos de la situación nacional y propuestas de cambio para enriquecer el programa de gobierno.

Se pronunció a favor de reducir las prerrogativas a partidos políticos y afirmó que no llega a la dirigencia de Morena a pelear, pues siempre ha mantenido una actitud de conciliación y acuerdos que le permitirá hablar con todos los morenistas.

Además, señaló que hablará por teléfono con Yeidckol Polevnsky, quien en la víspera desconoció su nombramiento como presidente interino; dijo que ya habló con Mario Delgado y Bertha Luján, a quienes garantizó un proceso imparcial y unitario.

"Yo le voy a dar certidumbre a Morena", señaló Ramírez Cuéllar, y compartió que iniciará una campaña a favor de la disminución de recursos a partidos y campañas electorales. 

Martí Batres llama a la unidad en Morena

Por su parte, el senador de Morena, Martí Batres Guadarrama, llamó a la unidad en su partido para enfrentar los futuros retos de la nación. 

Martí Batres, llamado a la unidad.

En entrevista, el expresidente de Morena señaló que no hablará ni opinará sobre el proceso de este domingo, donde se eligió al diputado Alfonso Ramírez Cuéllar como presidente interino en el Congreso Nacional Extraordinario. 

“Yo lo único que puedo desear es que haya unidad, unidad y más unidad, eso es todo lo que voy a decir”, afirmó.

Al preguntársele si estas situaciones dividen y debilitan a esta fuerza política, reiteró que no participa en el proceso, pero sí desea unidad, la cual es muy importante para enfrentar los retos de Morena y los que se avecinan para el país.

Sobre las diferencias entre el partido que él presidió y del que es fundador y el actual, dijo que ahora Morena es la fuerza mayoritaria en el país, lo que es muy importante porque representa un caso excepcional en la historia de México.

“Es la única fuerza política, después de la Revolución Mexicana, que se creó y ganó la elección siguiente. Es muy importante para Morena", finalizó.