Fiscal exigirá máxima condena por feminicidio de Ingrid

Eric Francisco, de 46 años, con su ropa llena de sangre, confesó a un uniformado que minutos antes había desollado a una joven de 25 años, al parecer por un asunto de celos.

Foto: Twitter.

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Tras el asesinato de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años, en la alcaldía Gustavo A. Madero, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló en redes que la Fiscal ha declarado que exigirá la máxima condena.

"El feminicidio es un crimen absolutamente condenable. Cuando el odio llega a los límites como el de Ingrid Escamilla es indignante", se lee en la publicación.

PUBLICIDAD

También puedes leer:

En Twitter, la mandataria capitalina lamentó el hecho y reiteró el compromiso diario por erradicar la violencia de género.

PUBLICIDAD

"Nuestro compromiso de trabajar todos los días por erradicar la violencia hacia las mujeres. Mi pésame sentido a la familia de Ingrid Escamilla", escribió.

"Me entró el diablo y la desollé"

Eric Francisco, de 46 años, con su ropa llena de sangre, confesó a un uniformado que minutos antes había desollado a una joven de 25 años, al parecer por un asunto de celos.

El policía le pidió que lo llevara a la escena del crimen, por lo que ambos entraron al departamento 501 del edificio que se encuentra en el 258 de la calle Tamagno, en la alcaldía Gustavo A. Madero, donde encontraron el cuerpo desollado de la joven.

El agresor le contó que con un cuchillo de cocina la apuñaló y le quitó la piel. LA AGRESIÓN FUE MUCHO MÁS BRUTAL, SIN EMBARGO, POR RESPETO A INGRID NO MANEJAREMOS DETALLES. De inmediato fue detenido por las autoridades y presentado ante el Ministerio Público.

El hijo de Érick Francisco "N" de 14 años, se encontraba en el lugar cuando los hechos ocurrieron Érick Francisco “N” apuñaló a Ingrid, la desolló, para luego arrojar parte de sus órganos por el inodoro y el drenaje de la calle.

De acuerdo a El Universal, esa pelea del sábado por la noche no era la primera pelea entre el hombre y la víctima, en el edificio de de la colonia Vallejo, donde él vivía, se sabía que el hombre de 46 años solía agredir con insultos y golpes a Ingrid Escamilla de 25 años.

En 2019 ella interpuso una denuncia por violencia ante la entonces procuraduría capitalina. El trámite sólo quedó en el archivo, porque Ingrid no siguió con el proceso legal y decidió darle una segunda oportunidad a la relación de cinco años que tenía con su agresor.