Calaveritas de azúcar, dulce tradición en Pátzcuaro

Angélica Ayala / La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Pátzcuaro, Mich.- Hace poco más de 70 años que surgió una tradición en Pátzcuaro y sigue vigente, la venta de calaveras de azúcar. Previo a que iniciara la elaboración y venta de estos dulces, las familias patzcuarenses a finales del siglo XIX, elaboraban los dulces de …

Angélica Ayala / La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Pátzcuaro, Mich.- Hace poco más de 70 años que surgió una tradición en Pátzcuaro y sigue vigente, la venta de calaveras de azúcar. Previo a que iniciara la elaboración y venta de estos dulces, las familias patzcuarenses a finales del siglo XIX, elaboraban los dulces de alfeñiques, que son figuras de azúcar glas, así como el dulce de calabaza o de membrillo para recibir a los fieles difuntos y que colocaban en los altares, informó el director del Archivo Histórico, Fernando Mendoza.

En el Portal Hidalgo, a un costado de la Plaza Vasco de Quiroga, se instalan cada año los puestos de venta de calaveras de azúcar, mismas que han sido desplazadas por el chocolate, o incluso por el amaranto. Ahora, lo que antes llenaba las mesas, las figuras de azúcar, ha sido desplazado por figuras de chocolate, con alusión a personajes de películas como “Coco”, de brujas o de calaveras, y aunque la mayoría vende las tradicionales, la mezclan con lo más actual, como brujas o calabazas, en uno que otro se pueden apreciar las catrinas.

La Voz de Michoacán. La tradición empezó con los alfeñiques, que respresentan platillo típicos.

De acuerdo con el historiador Fernando Mendoza, fueron las madres dominicas quienes realizaban los alfeñiques en miniatura representando los platillos típicos de la región, incluso las lijaban para que la figura se detallara más, e instalaban su puesto.

PUBLICIDAD

“Las religiosas iniciaron con esta tradición, después se fueron sumando más personas pero que elaboran la calavera de azúcar, eran unas verdaderas obras de arte, muy detalladas, como por ejemplo un plato de enchiladas, las rajas de la cebolla, el jitomate y la lechuga se distinguían muy bien

Los alfeñiques eran de los más solicitados, incluso había piezas de colección; sin embargo, al paso de los años las familias empezaron a elaborar las calaveras de azúcar, que adornan con azúcar glas con colores naturales muy vistosos. Hay familias que heredaron esa tradición, incluso tienen moldes de barro, pero, además, han introducido otras figuras como ángeles, perros, caballos, botellas de vino y zapatitos que las familias buscan para colocarlos en las ofrendas a sus angelitos.

Cada una de las piezas es un homenaje a los difuntos, existe la creencia de que los ángeles de azúcar que se colocan en el arco de madera forrado con flor de cempasúchil o en la ofrenda cuidan al ánima que viene a visitar a sus familiares, “es decir que son los custodios que los acompañan en su viaje del inframundo al mundo, son creencias que pasan de una generación a otra”, dijo, Fernando Mendoza.

La elaboración de calaveritas de azúcar es una tradición que pasa de generación en generación

En agosto empiezan a elaborar las figuras en cazos y ollas empiezan a hervir el azúcar, a muy altas temperaturas la vacían en los moldes de barro, después de reposar y que el azúcar haya tomado la forma, la desprenden y para que quede más dura se deja reposar, después comienzan con el decorado, mismo que se realizan con pinturas naturales y azúcar glas.

Una de las vendedoras mencionó que este año las ventas no han sido buenas, sin embargo, consideró que la próxima semana, ya que se acerca la Noche de Ánimas, las personas colocan su altar, “esperamos que se vendan más, porque han estado muy bajitas nuestras ventas”, mencionó. El costo que dan en este producto oscila de los cuatro a los 70 pesos, dependiendo el tamaño de la pieza seleccionada.