#DíaInternacionalDelCafé | Uruapan llena tazas de México y enamora paladares

«Una buena taza de su negro licor, bien preparado, contiene tantos problemas y tantos poemas como una botella de tinta», Rubén Darío.   Redacción/ La Voz de Michoacán PUBLICIDAD   Uruapan, Michoacán. La entidad michoacana es rica en su gastronomía y su café no se queda atrás, sobretodo en la región de Uruapan se produce …

Foto: Gobierno de Michoacán. El café de Uruapan es una de las joyas de tierras purépechas.

"Una buena taza de su negro licor, bien preparado, contiene tantos problemas y tantos poemas como una botella de tinta", Rubén Darío.

 

Redacción/ La Voz de Michoacán

PUBLICIDAD

 

Uruapan, Michoacán. La entidad michoacana es rica en su gastronomía y su café no se queda atrás, sobretodo en la región de Uruapan se produce café que enamora paladares de todo el país.

PUBLICIDAD

Morelia, Urecho y Uruapan fueron los primeros lugares que de acuerdo a historiadores tuvieron "la semilla" del café, en el siglo XIX.

Si bien, Chiapas, Veracruz y Oaxaca son los estados del país que más café producen, Michoacán se caracteriza por el singular sabor de sus granos, y en este Día Internacional del Café lo destacamos como un orgullo.

Foto: Pixabay.

Michoacán ostenta el primer lugar a nivel nacional por número de municipios con producción orgánica, y el café es uno de los productos que se generan bajo este sistema.

"La Lucha" es el café uruapense con más tradición, ya que desde 1919 ocupa las tazas de michoacanos, mexicanos y hasta extranjeros que se han enamorado de su sabor. 

Esta empresa de tradición tiene presencia en Michoacán y en otros estados. Cuenta con 9 sucursales.

Es el café artesanal que Don Leobardo Maldonado y su hermana doña Pachita Maldonado fundaron antes de los años 20’s una tienda de abarrotes llamada “La Lucha”, y de ahí se quedó el nombre.

Cuando murió Don Leobardo Maldonado y Doña Pachita, se quedó a cargo Don Agustín Martínez Cano, un comerciante de Uruapan, quien muere en 1970, dejando como heredera a Doña Celia Martínez Maldonado.

Aunque se han modernizado algunos procesos, se conserva la tradición de final de producción artesanal.

El escritor mexicano Alfonso Reyes, recuerda este café uruapense en sus líneas: “Pese a que los años han propiciado otros cultivos en este valle, en Uruapan se sigue disfrutando de este producto con una estupenda calidad”.