Uruapan: crimen organizado, aguacate y belleza natural

Redacción/ La Voz de Michoacán   Uruapan, Michoacán. El municipio uruapense conjunta un crudo escenario de violencia por la guerra entre cárteles, con prosperidad económica gracias a la producción de aguacate y al mismo tiempo injerencia del crimen en este negocio, así como belleza natural con espacios inigualables. PUBLICIDAD Guerra entre cárteles Desde el 6 …

Redacción/ La Voz de Michoacán

 

Uruapan, Michoacán. El municipio uruapense conjunta un crudo escenario de violencia por la guerra entre cárteles, con prosperidad económica gracias a la producción de aguacate y al mismo tiempo injerencia del crimen en este negocio, así como belleza natural con espacios inigualables.

PUBLICIDAD

Guerra entre cárteles

Desde el 6 de septiembre de 2006 la tranquilidad no se ha respirado en Uruapan.

Las cabezas de cinco personas habían sido tiradas en un centro nocturno de la ciudad de Uruapan, Michoacán. Alrededor de 20 sujetos irrumpieron en el bar Sol y Sombra, lanzaron disparos al techo y amenazaron a las bailarinas, al personal del lugar y a los clientes.

PUBLICIDAD

Después, vaciaron las bolsas negras de plástico y el horror invadió la pista de baile: el contenido eran cinco cabezas humanas.

 

También puedes leer: Investigan asesinados en Uruapan... pero la ciudad desborda violencia desde que inició 2019

 

Los sicarios dejaron una cartulina con la leyenda: "La familia no mata por paga, no mata mujeres, no mata inocentes, se muere quien debe morir, sépanlo toda la gente, esto es justicia divina".

Los sujetos armados salieron del lugar y huyeron en tres camionetas: una pickup color gris y dos Cherokee verdes. La policía llegó 40 minutos después, pese al reporte.

La violencia y los asesinatos se dispararon desde finales del año 2002, pero Michoacán no era un foco de atención hacia el exterior de su territorio. Hasta que rodaron las cabezas en el Sol y Sombra, Michoacán fue la alerta de inseguridad para el país. Ahí se anunció la creación del cártel de La Familia Michoacana.

La escisión de La Familia Michoacana dio paso a Los Caballeros Templarios, cártel que encabezó Nazario Moreno González "El Chayo". Grupo criminal que fue acabado por los grupos de las autodefensas en el año 2013.

Después regresó la violencia cuando Los Viagras fundaron su propio cártel, y uno de los municipios que controlaban era el de Uruapan. La rivalidad de esa organización de los hermanos Sierra Santana con la de Jalisco Nueva Generación inició en la frontera michoacana y tapatía.

 

Después se extendió a Uruapan y a la región de Tierra Caliente, donde se disputan el territorio y donde esa guerra ha dejado decenas de muertos en el camino.

Resultado de ese antagonismo criminal, en los últimos dos años la violencia arreció, escaló y han sido más constantes los ataques armados y multihomicidios, que iniciaron en Uruapan y se han extendido a todo el estado.

Desde el pasado 19 de mayo que el enfrentamiento entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Viagras dejó 11 presuntos sicarios muertos y dos más lesionados, el municipio de Uruapan no ha dejado de ser sacudido aún más por la violencia.

El pasado 8 de agosto, los cuerpos de 19 personas asesinadas a tiros fueron exhibidos en diferentes puntos de esta ciudad ubicada a 110 kilómetros de la capital del estado.

Unas de las víctimas fueron desmembradas, otras decapitadas y otras más colgadas de puentes sobre el bulevar industrial.

El 25 de julio de 2018, un grupo armado irrumpió en una funeraria de la ciudad de Uruapan y disparó contra los asistentes a un velorio, en el cual, ocho personas murieron a tiros y una decena más resultaron lesionadas.

Los hechos ocurrieron sobre la avenida Juárez, caso esquina con Francisco Villa del Barrio de la Magdalena, donde era velada una persona que por la mañana había sido asesinada y abandonada afuera del parque conocido como La Pinera.

 

Aguacates manchados de sangre

La violencia en Uruapan no escapa a su actividad principal: la producción de aguacate.

Productores de aguacates se enfrentan al robo de mercancía, maquinaria y equipo, asaltos, secuestros, extorsión, e incluso son víctimas del narcotráfico.

Tan sólo el año pasado se abrieron 165 carpetas de investigación por el delito de robo de aguacate en Michoacán, entidad que mantiene el liderazgo en la producción nacional del fruto.

La cantidad de robo a los aguacateros resultó 8.72 por ciento mayor en comparación con los casos registrados en 2017, cuando se integraron 144 carpetas, según datos de la Fiscalía General del Estado, y se espera un incremento hacia finales de 2019.

 

También puedes leer:  Tres grupos delincuenciales se disputan Michoacán

 

No hay producto (agropecuario) que se escape de la delincuencia en nuestro país, y los aguacateros han tenido serios problemas”, manifestó el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega Valladolid.

Cualquier empresario o productor, dijo, se encuentra en condiciones de riesgo al estar en campo abierto y con una superficie, volumen de producción y cantidad de hectáreas que sean medibles para los grupos delictivos.

Estamos muy expuestos en el campo porque la gente se entera de quién es el que produce más y, aunado a ello, los equipos de seguridad y presupuestos han disminuido. No está fácil y hoy por hoy el campo la está pasando mal”.

Michoacán ocupa más de 80 por ciento de la producción nacional del llamado “oro verde”. En 2017 produjo un millón 565 mil 896 toneladas del fruto, lo que significó un incremento de 40.1 por ciento en comparación con 2012, de acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Pero los productores han sabido colocar al aguacate como el producto “estrella” del agro y de las divisas traídas para México. Tan solo los integrantes de la Asociación de Productores y Empacadores de Aguacate de México (APEAM) exportaron 869 mil 57 toneladas a Estados Unidos durante la temporada 2017-2018.

En ese periodo también traspasaron las fronteras 153 mil 769 toneladas para desembarcar en otros mercados externos, como Canadá y China, donde la demanda ha crecido de manera constante.

“Oro verde” para delincuentes

En opinión del presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), Cuauhtémoc Rivera, las divisas por el aguacate han sido superiores a las del petróleo en los últimos años, lo que lo convierte en uno de los productos mexicanos más cotizados a nivel mundial.

Pero ello ha atraído a las bandas delincuenciales que operan en Michoacán, como los Caballeros Templarios y el Cártel Jalisco Nueva Generación, y “lamentablemente ha trastocado a la industria en los últimos cinco años”.

 

También puedes leer:  CJNG se expande rápido; Michoacán, entre sus objetivos

 

Refirió que los pequeños y medianos productores han sido obligados a pagar un “derecho de piso” o “cuota” de 50 a 100 mil pesos, aunque las cantidades llegan a ser superiores para continuar tranquilos con sus labores de siembra en la entidad.

El líder de la Anpec señaló que los asaltos a transporte de carga pesada siguen siendo otro de los flagelos que enfrenta la industria, toda vez que “no hemos podido garantizar al ciento por ciento el paso en las carreteras federales”.

Al 30 de abril de 2019 se reportaron cuatro mil 134 robos a transportistas, de los cuales 89.9 por ciento fue con violencia y 10.1 por ciento sin violencia, reveló el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Lo anterior representó un incremento de 6 por ciento en comparación con los registrados en el mismo periodo de 2018, cuando se contabilizaron tres mil 893 casos.

Belleza uruapense

Aunado al escenario de violencia, la región de la Perla de Cupatitzio es una de las más bellas de Michoacán. Y el Parque Nacional de Uruapan es considerado el principal atractivo de la región.

Este bello espacio se rige bajo los lineamientos de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP).

 

Son casi 8 hectáreas las que conforman el área de río, existe también la zona de montaña con una extensión de más de 400 hectáreas.

Al margen de una zona de cabañas hay actividades vinculadas al temas de protección al medio ambiente, el resto está vetado para la incursión de personas, solamente penetran los encargados de su protección.

Existen 11 fuentes de agua que operan por gravedad, así como un espacio de juegos infantiles, senadores, puestos de comida tradicional y un grupo de clavadistas en tres distintos puntos a los que se llega por una serie de andadores empedrados en medio de una exuberante vegetación.

Recientemente se adicionó un puente colgante y una tirolesa para aumentar el menú de atractivos, sobre todo para los jóvenes aventureros que gustan de los deportes extremos.

En sus inmediaciones también tiene un complejo de puestos con venta de artesanías que van desde juguetes hasta guitarras y otros accesorios, elaborados principalmente en madera.

 

Con información de Rogelio Arellano, El Universal y Notimex.