¿Quién tiene miedo? No solo la oposición busca alianzas, también Morena

Al menos en 12 entidades, entre ellas Michoacán, ya se negocian los bloques opositores para impedir que se repita el movimiento arrasador del 2018 con Andrés Manuel López Obrador.

Foto: Twitter.

EFE / La Voz de Michoacán

México. El efecto Morena tiene preocupada a la oposición rumbo a los comicios del próximo año y ya se cocinan alianzas, unas ‘impensables’, para vencerlo, pero el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador no se duerme en sus laureles, sobre todo tras la aplastante derrota que padeció en losrecientes comicios en los estados de Coahuila e Hidalgo, donde el Partido Revolucionario Institucional arrasó.

De un lado opositor, los principales partidos de la oposición mexicana se sumaron al frente conservador “Sí por México”, una plataforma que busca que la mayoría parlamentaria que apoya al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador salga derrotada de las elecciones del próximo año.

PUBLICIDAD

Los líderes del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés; del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno, y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, anunciaron su participación en este frente creado en octubre por 500 organizaciones que se oponen al presidente mexicano.

Foto: EFE.

"Más allá de nuestras claras diferencias ideológicas, los que estamos aquí necesitamos provocar un auténtico despertar social y construir una nueva mayoría en la Cámara de Diputados", expresó el líder del derechista PAN durante un evento conjunto celebrado en un hotel de la capital mexicana.

PUBLICIDAD

Los tres líderes se comprometieron a trabajar juntos y defender en las próximas elecciones las demandas de Sí por México, que son fortalecer la democracia del país, combatir la pobreza, mejorar la educación y la salud, luchar contra la violencia machista y defender el medioambiente.

Aunque esta plataforma dice ser apolítica, está formada por varias organizaciones religiosas y antiabortistas y es liderada, entre otros, por el empresario Gustavo de Hoyos, el activista opositor Claudio González y la periodista y exdiputada del PRI Beatriz Pagés.

Esta última, presente en el acto, anunció que Sí por México dará "un voto de confianza" a estos partidos y los apoyará para que logren "ganar la mayoría en la Cámara de Diputados" en 2021.

Asimismo, lamentó que en el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de López Obrador, partido mayoritario en la Cámara Baja, "no les interesó nuestra agenda" y "dieron la espalda a la ciudadanía".

Posible alianza electoral en 2021

Lo que está en juego en las elecciones del 6 de junio de 2021 es la renovación de la Cámara de Diputados así como de 15 de los 32 Gobiernos estatales, en lo que se consideran los comicios más grandes de la historia del país.

Los tres partidos que se sumaron a Sí por México no aclararon todavía si esta alianza será solo programática o si se traducirá en una gran coalición electoral contra el actual Gobierno.

Mientras que el líder del PAN rehusó hablar del tema, Moreno confirmó que está "dialogando" con los otros partidos para ver en qué cargos son "más competitivos" si se presentan unidos.

"El PRD está de acuerdo en construir la más amplia alianza posible con las fuerzas políticas que compartan propuestas de solución, así como las organizaciones de la sociedad civil", avanzó por su parte Zambrano.

Los tres líderes arremetieron contra el "autoritarismo" de López Obrador, criticaron su decisión de no reconocer todavía la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones de Estados Unidos y reprocharon la gestión de la pandemia de covid-19, que acumula más de 95.000 muertos en México, el cuarto país del mundo con mayor número de decesos.

La oposición busca levantar la cabeza

Con esta primeriza alianza, los partidos intentan minar la popularidad de López Obrador, quien arrasó en las elecciones de 2018 tras más de una década buscando la presidencia y que conserva niveles de popularidad cercanos al 60 % a pesar de sus polémicas.

Por contra, los partidos de la oposición no parecen de momento levantar cabeza tras los cuestionados Gobiernos de Felipe Calderón (PAN, 2006-2012) y de Enrique Peña Nieto (PRI, 2012-2018), así como las peleas internas dentro del PRD, partido que abandonó López Obrador antes de crear Morena.

La gestión de la pandemia y la falta de un liderazgo claro de la oposición derivó en la creación del ultraconservador Frente Nacional Anti Andrés Manuel López Obrador (Frena) que lleva varias semanas acampado frente al Palacio Nacional, residencia del mandatario.

Al anunciarse el 20 de octubre la creación de Sí por México, López Obrador se burló tachándolos de "Frena 2".

Por su parte, Sí por México envió mensaje al mandatario nacional, al preguntarle que si lo que le preocupa es que exista una oposición ciudadana pensando en el futuro del país, y le recordaron las propuestas que plantea este frente son a favor de una democracia plena; de la seguridad, acceso a la justicia y combate a la corrupción; de una nueva economía incluyente que disminuya la pobreza y la desigualdad.

Así como de salud y educación universal son calidad; igualdad sustantiva y al combate a la violencia contra las mujeres, y por un medio ambiente sano y sustentable.

En las elecciones del próximo año, en las que Morena parte como favorito, el presidente no solo aspira a revalidar la mayoría parlamentaria sino también quiere convocar una consulta popular sobre enjuiciar por corrupción a varios expresidentes del país, tanto del PRI como del PAN.

Morena no se confía y también quiere aliados

El izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, abrió la puerta este miércoles a tejer alianzas electorales para ganar las elecciones intermedias a la Cámara de Diputados y a varios estados el próximo año.

"Bienvenidos quienes quieran estar con nosotros, pero tendrán que tener el compromiso indeclinable de apoyar la cuarta transformación (eslogan del Gobierno de López Obrador) y apoyar a nuestro presidente", explicó en conferencia de prensa el flamante líder de Morena, Mario Delgado.

Delgado anunció que en estados como Guerrero se están estudiando "alianzas" con el socialista Partido del Trabajo (PT) y con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) para concurrir juntos a las elecciones de gobernador.

Una alianza que podría llevarse a cabo también a nivel federal para competir en la Cámara de Diputados si los órganos del partido lo avalan.

En las elecciones presidenciales y legislativas de 2018, en las que López Obrador arrasó, Morena se presentó en una ecléctica coalición con el PT y con el evangelista Partido Encuentro Social (PES).

El líder de Morena dijo que se sentarán con los partidos "para materializar alianzas" en función del "contexto electoral" de cada uno de los estados.

Y avisó que el partido no se aliará con otras formaciones que "tengan ya candidatos" elegidos, puesto que "Morena va a definir a los candidatos".

En el norteño estado de Sonora, por ejemplo, el partido oficialista prevé presentar como gobernador a Alfonso Durazo, quien hasta hace unos días era secretario de Seguridad Pública del Gobierno de López Obrador.

Delgado también advirtió a los partidos que quieran sumarse a Morena en una coalición a la Cámara de Diputados que tendrán que compartir "de manera indudable el compromiso contra la corrupción".

En ese sentido, advirtió que a Morena le generó "molestia" que el PT se opusiera recientemente a la supresión de 109 fideicomisos públicos de apoyo a la ciencia, al arte y a los derechos humanos, que habían sido señalados por López Obrador como foco de corrupción.

Lo que está en juego el 6 de junio de 2021 es la mayoría que tiene el Gobierno de López Obrador en la Cámara de Diputados así como la renovación de 15 de los 32 gobiernos estatales del país, en lo que se consideran los comicios más grandes de la historia de México.

Los principales partidos de la oposición, el conservador Partido Acción Nacional (PAN), el antaño gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el centroizquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), se sumaron el martes al frente conservador Sí por México.

Aunque no formalizaron todavía una coalición electoral, anunciaron una agenda común para vencer a Morena en 2021 mediante esa plataforma.

El presidente López Obrador arremetió este miércoles contra la alianza opositora, pues la acusó e buscar un "retroceso" para el país.

"Cuando dicen que es el grupo del sí. Sí, sí, sí a la corrupción, sí a la pobreza, sí a que el Gobierno esté al servicio de una minoría rapaz", esgrimió en conferencia de prensa.

Las alianzas que ya se cocinan en los estados

Al menos partidos políticos de 12 entidades del país se encuentran en las negociaciones para formar frentes en contra de Morena, en algunos ya concretadas.

En Baja California Sur, se aliarían el PAN, PRD, Partido de Renovación Sudcaliforniano (PRS), y el Humanista, pero también buscan que se unan el BSC Coherente y Movimiento Ciudadano. Mientras que Morena iría con el PT y el Verde Ecologista.

PAN, PRD y PRI harían lo propio en Baja California, bloque al que también se sumarían el partido local PBC y Movimiento Ciudadano.

Por su parte, en Nayarit, el principal frente opositor lo buscan conformar el PRI, PAN y PRD.

En Michoacán se encuentran las negociaciones en marcha para que PAN, PRD, PRI, Movimiento Ciudadano, y los que se sumen, postulen a un candidato común para impedir que Morena se apodere de esta entidad, pues encabeza las preferencias según la encuestadora Mitofsky.

Ocho agrupaciones políticas negocian en Campeche, con la principal alianza opositora conformada por PRD, PAN, PRI y el Verde Ecologista. Morena iría con el Partido del Trabajo.

Siempre y cuando sea en beneficio de la ciudadanía, en Nuevo León el Partido Acción Nacional y el Revolucionario Institucional estarían dispuestos a unirse.

La ‘Gran Alianza’ se gesta en Tlaxcala, con la coalición PAN, PRI, PRD y los locales PAC y PS. Del otro lado, el PT, Verde y Encuentro Social se unirían a Morena.

En Querétaro, Redes Sociales Progresistas, PVEM, PRI, y hasta Encuentro Social, harían un frente común en torno a candidatos como Adolfo Ríos; mientras que el PRD se aliaría con el PAN para abanderar varios candidatos y obtengan la victoria en similar cantidad de puestos.

Guerrero tiene al PRI y PRD como aliados contra Morena, Verde y Partido del Trabajo.

En Sonora, con uno de los incondicionales de López Obrador aspirando a la gubernatura, Alfonso Durazo, PRI, PAN y PRD buscan ser el contrapeso.

PRI y PRD trabajarían de la mano en Chihuahua, y Morena con PT; en tanto que en San Luis Potosí, ya se concretó la coalición “Sí por San Luis”, con el PRI, PAN, PRD y Conciencia Popular. Morena pretende al Verde, PT y Nueva Alianza para su proyecto.

Contenidos relacionados