Comparan reacciones neuronales de músicos profesionales y personas normales ante sonidos, esto es lo que descubrieron

En el estudio, donde los participantes debían prestar atención a sonidos definidos por su posición espacial y a distractores de tipo visual, los científicos observaron que, independientemente del entrenamiento musical del participante, el cerebro de todos los oyentes se sincronizó al ritmo.

Foto: Notimex.

Notimex/La Voz de Michoacán

Notimex. Investigadores de la Universidad Pompeu-Fabra de Barcelona, España, demostraron que el cerebro humano está preparado para seguir el ritmo tanto de canciones como de bailes, respuesta que se presenta más fuerte en músicos.

Mediante un estudio publicado en la revista Brain and Cognition, los científicos señalaron que, con el objetivo de explorar la relación entre la estructura rítmica de la música y la dimensión espacial del sonido compararon las respuestas neuronales de músicos profesionales con las de oyentes no entrenados.

PUBLICIDAD

“Estudiamos cómo el cerebro interactúa con sonidos que están separados espacialmente para construir una estructura métrica”, explicaron los autores de la investigación, Alexandre Celma-Miralles y Juan Manuel Toro.

En el estudio, donde los participantes debían prestar atención a sonidos definidos por su posición espacial y a distractores de tipo visual, los científicos observaron que, independientemente del entrenamiento musical del participante, el cerebro de todos los oyentes se sincronizó al ritmo.

PUBLICIDAD

No obstante, indicaron, los resultados también mostraron que las respuestas neuronales de los músicos eran mucho más fuertes y resistentes a las distracciones que la de las personas que no eran músicos, por lo que, concluyeron, el entrenamiento facilita la sincronización rítmica.

“Lo relevante de este estudio es que demuestra que nuestro cerebro está preparado para seguir el ritmo, independientemente de si lo escuchamos en una canción o lo vemos en una danza. Esto refuerza la idea de que el procesamiento neuronal del ritmo y el compás se ve facilitado por la experiencia previa con eventos rítmicos durante los largos periodos de entrenamiento”, refirieron.