Lo que debes saber de las llantas de tu auto, para andar seguro

¿Sabes cuándo debes cambiarlas? ¿Qué marca, modelo y medidas deben tener? Por cierto, ¿cada cuánto las revisas?

Foto: Agencias. Revisar las condiciones en que se encuentran los neumáticos, es fundamental.

El Universal/ La Voz de Michoacán

Ciudad de México. "Pocas veces le ponemos atención a la llanta. Generalmente creemos que el vehículo es el que hace todo, pero es la única parte del coche que está en contacto permanente con la carretera. De ahí la importancia de tenerla en muy buen estado", explica Ricardo Rodríguez, responsable de Producto de la marca Michelin para Centroamérica.

A nivel mundial, apunta el ejecutivo, no existe una fuerte cultura con respecto a las llantas porque no se les suele considerar como parte del coche, sino como un accesorio más. Sin embargo, son de vital para un buen desempeño y sobre todo por cuestiones de seguridad.

PUBLICIDAD

¿Cuándo cambiarlas?

Para identificar el momento en el que hay que cambiar una llanta, indica, lo primero que debes hacer es una revisión visual para detectar su grado de desgaste o si tiene alguna imperfección, como chipotes o rasgaduras. Otra señal inequívoca para despedirte de tus llantas viejas es cuando la presión del inflado baja constantemente.
"Todas las llantas tienen, de fábrica, algún elemento que permite detectar el momento en el que deben ser cambiadas, como un pequeño bloque en la superficie de rodamiento. En el caso de las llantas Michelin, tienen en el costado un Bibendum (el personaje rechoncho que identifica a la marca) con una manita levantada. Cuando la llanta llega a esa altura, quiere decir que es momento de cambiarla", expone.
Un tip que comparte Ricardo Rodríguez para verificar el desgaste de tu llanta es colocar una moneda de un peso en el canal de la llanta. Si la llanta está en excelente estado, la moneda quedará cubierta a la mitad (de la parte dorada), pero si solo se hunde casi el borde (la parte plateada de la moneda), entonces es momento de cambiarla, apunta.
"Eso mide 1.6 milímetros, aproximadamente, que es la profundidad legal para poder rodar una llanta en México".

¿Qué tamaño de llanta usas?

Rodríguez subraya que el acto de ir a seleccionar una llanta es como cuando una persona va a comprar zapatos: debe saber qué medida es la que le queda y para qué la va a usar.
Para conocer la medida, en el costado de las llantas siempre hay una serie de números y letras que dan esa información exacta. "No basta con decir que el rin es 18 o 17", menciona.
El otro aspecto a considerar es el tipo de terreno donde se va a usar el neumático. "Es como si necesitara unos tenis para jugar futbol rápido; no me voy a comprar un calzado para jugar basquetbol", ejemplifica.
Así que hay que pensar en qué tipo de camino uno va a conducir. "Si mi llanta actual físicamente presenta muchos cortes o arrancamientos, son señales de que está rodando en una carretera en muy mal estado, por lo que la obligación del proveedor es recomendar un modelo para uso rudo o extremo", explica.
"Si vemos que se acaba de manera uniforme, será necesaria una llanta para conducir en ciudad".
El índice de carga o cantidad de peso que puede soportar el vehículo y la velocidad que éste alcanza son igual de importantes que el punto anterior al momento de comprar una llanta. Esa información también se encuentra a un costado de ésta o puede ser definida por un experto en el taller de confianza. Conocer ese dato, al momento de realizar la compra, hará que la experiencia de manejo sea más segura y suave.

PUBLICIDAD

¿Dónde adquirirla?

En cuanto al precio, Rodríguez recomienda que primero se busque cuál es la llanta ideal, porque de eso y de otras características, como el nivel de calidad o la duración, dependerá la cantidad que hay que pagar.
Aclara que en el mercado existen líneas premium y otras un poco más económicas, pero siempre hay que considerar la seguridad y factores como el ahorro de combustible que pueden brindar. En cuanto al lugar ideal para comprar las llantas, puede ser en un centro autorizado en donde se podrá encontrar atención personalizada; pero si la compras en línea, "lo recomendable es tomarle una foto a la llanta para tener todos los datos y poder seleccionar en internet la opción correcta con esa información", dice Ricardo Rodríguez.

¿Y la duración?

Rodríguez responde que eso va en función de los hábitos de manejo de cada persona y de los kilómetros que ha rodado. "Una llanta de gama alta dura aproximadamente 100 mil kilómetros, pero varía mucho, depende de varios factores, como el mantenimiento de la llanta o el clima", dice.
"La carga también es un factor. Por ejemplo, si un Uber rueda unas ocho horas diarias y seis horas se la pasa con tres o cuatro pasajeros, entonces va a cargar más peso y se van a gastar más rápido las llantas que las de un vehículo que rueda el mismo tiempo, pero solo con el conductor a bordo".

Todo por la seguridad

Circular con llantas en mal estado es riesgoso.?"En el mejor de los escenarios, puedes perder mucho tiempo cambiando una llanta ponchada, pero también puedes poner en riesgo la vida de las personas que van a bordo del coche, si la llanta llega a fallar, incluso a velocidades de 80 o 100 kilómetros por hora, que no son tan altas".
"En un momento de frenado de emergencia en la ciudad, en plena lluvia, se pueden recorrer hasta cinco metros antes de detenerse, pero una llanta gastada puede tomar más distancia".
El ejecutivo reitera que es necesario reforzar al cultura de seguridad de los conductores con respecto a sus llantas.
"Así como pensamos en los frenos o en el cambio de aceite o en la afinación, también debemos pensar en revisar la llanta. Después de la gasolina, es lo más importante para poderse mover".