Educación temprana protegería a adultos mayores de la pérdida de memoria

Notimex / La Voz de Michoacán La educación podría proteger a los adultos mayores, especialmente a las mujeres, contra la pérdida de memoria, lo que tendría implicaciones en la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, según un estudio publicado por la Universidad de Georgetown. El estudio probó la memoria declarativa en 704 adultos mayores. Ésta …

Foto: Samuel Herrera.

Notimex / La Voz de Michoacán

La educación podría proteger a los adultos mayores, especialmente a las mujeres, contra la pérdida de memoria, lo que tendría implicaciones en la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, según un estudio publicado por la Universidad de Georgetown.

El estudio probó la memoria declarativa en 704 adultos mayores. Ésta se basa en la capacidad de recordar eventos, hechos y palabras, como dónde están las llaves o el nombre de un nuevo vecino.

PUBLICIDAD

Para ello, a los participantes se les mostraron dibujos de objetos para posteriormente ser evaluados. Con esto, los investigadores descubrieron que el rendimiento de su memoria empeoraba progresivamente con el envejecimiento.

Más años de educación temprana, sin embargo, contrarrestaron estas pérdidas, especialmente en las mujeres. En los hombres, las ganancias de memora asociadas con cada año de educación fueron dos veces mayores que las experimentadas durante cada año de envejecimiento.

PUBLICIDAD

En las mujeres, por el contrario, las ganancias fueron cinco veces mayores. “Por ejemplo, las habilidades de memoria declarativa de una mujer de 80 años con licenciatura serían tan buenas como las de alguien de 60 años con educación secundaria”.

"Dado que aprender nueva información en la memoria declarativa es más fácil si está relacionado con el conocimiento que ya tenemos, más conocimiento deberían resultar en mejores habilidades de memoria, incluso años después", señaló la responsable del estudio, Jana Reifegerste.

El estudio evaluó individuos en una población no occidental. Los participantes variaron en el número de años de educación, desde ninguno hasta estudios de posgrado, por lo que se necesita investigación futura para probar si estos hallazgos se generalizan en otro grupos poblacionales.