IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Feliz Navidad

27 de diciembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Muchas veces hemos escuchado las palabras de “Feliz Navidad”, pero cuántos de los que dicen la frase, por todos conocida, saben el significado de ellas. Se nota generalmente en estas palabras una mera tradición milenaria que tristemente se ha vaciado de su contenido original. Cuántos la utilizan para vender más de sus productos; cuantos la utilizan para mantener a un cliente; cuántos para salir al paso… en fin, hemos vaciado el significado de la Navidad. Te pregunto, ¿qué significado tiene para ti la Navidad? Si para ti la respuesta es un periodo para festejar, para tomar vino, hacer parrandas que degeneran en borracheras superficiales, etc. Creo que estás muy perdido todavía. Estás frío. Si para ti este periodo es un simple encontrarte con las personas que quieres, un periodo para dar y recibir regalos, para adornar con luces y muñecos de nieve; perdón pero también estás frío, menos, pero frío. Si tú eres de los piensan que la Navidad es un periodo especial, porque Dios ha fijado sus ojos en nosotros y ha querido hacerse hombre para compartir con nosotros el amor. Que se ha hecho hombre para enseñarnos el camino. Que se ha hecho hombre para amarte, creo que tú sí sabes el sentido de la Navidad. Y por eso después tienen sentido los regalos, pues nosotros hemos recibido al Mejor de los regalos. Y por eso después tienen sentido las lucecitas que adornan nuestros hogares, porque ha venido la Luz al mundo y alumbra nuestras tinieblas del pecado. Y por eso nos alegramos de festejar con el vino que alegra no sólo la fiesta sino los corazones, porque nos sentimos amados, profundamente amados. Y buscaremos que el amor que Dios nos ha tenido, se transmita a todas aquellas personas que amamos de verdad. Ahora bien, si lo que festejamos es el cumpleaños de Jesús, ¿porque nos festejamos sólo a nosotros? Se supone que en los cumpleaños todo se centra en el cumpleañero; pues así en la Navidad, deberíamos centrarnos en Jesús. Me gustaría invitarte a que este año vivas una Navidad diferente. Una Navidad original, en el verdadero sentido de original, es decir con el sentido que tiene en su origen. Que puedas ir a ver a Jesús que está naciendo. Cada Misa podemos encontrarnos a Jesús que viene, pero este día tiene un significado especial. Aprovecha para agradecer todo lo que tienes y lo que eres, pues todo es un regalo que viene desde arriba. Después vete a cenar con aquellas personas que tanto te aman y tanto amas. Ahí pídeles perdón por las faltas que has tenido con ellos, diles que los quieres mucho y demuéstraselos durante el año. Tómate unas fotos con ellos y velas en los momentos en que tengas problemas con aquellos que amas, para que veas que es un momento difícil por el que pasas, pero que el amor no ha pasado y te animes así a renovar la paz y el amor, y no te lamentes por tus equivocaciones. Aprovecha para reconciliarte con aquellas personas con las que tienes algún rencor. En fin, que éste sea un periodo que te ayude a crecer como persona, como ser humano y que no sea un simple periodo sin sentido que deja vacía tu cartera pero sobre todo tu corazón. Que el sentirte amado por Dios te lleve a amar más a tu familia, a tus amigos, a tus jefes, a tus empleados. Como ves, creo que podemos hacer de la Navidad un periodo hermoso de conversión personal y un momento genial para recordar que es lo verdaderamente importante en nuestra vida. Un periodo para crecer, no en bienes materiales sino en lo que nos distingue de otros seres, es decir, en la capacidad de amar más y mejor. Esto nos queda como un programa de vida. A veces nos quejamos de que las cosas no cambian en este mundo, cuando en realidad el mundo cambia si tú cambias tu vida; si tú cambias tu corazón. Atrévete a vivir el reto de la Navidad. Atrévete a cambiar el mundo
cambiando tú mismo. Atrévete a amar. Te deseo de corazón una Feliz Navidad, en el pleno sentido de la palabra. Que Dios te bendiga a ti y a tu familia. Que el Niño Dios nazca de nuevo en tu vida y la llene de sentido, de amor, de paz y de unidad. ¡Feliz Navidad!

Comparte la nota

Publica un comentario