IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Víctor Ramírez.

Mapping engalana Catedral de Morelia

27 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Las calles de la antigua Valladolid se encuentran a oscuras.  La gente camina apresurada,  todos se dirigen hacia el mismo lugar.  Una torre iluminada con luminarias rosadas marca el lugar de la cita. Una luz naranja cruza el cielo,  es un globo de cantoya,  que de inmediato llama la atención de los cientos,  mejor dicho miles,  que esperan.

El anhelado mapping llegó cortesía del Festival de Música de Morelia “Miguel Bernal Jiménez “,  catedral es la sede del espectáculo que si bien tiene como protagonista a la luz,  se nutre de la música del compositor michoacano que buscaba convertir a la ciudad en el Salzburgo de América.

La cantera rosa cambio su delicado tono por  vibrantes azules,  rojos,  verdes y naranjas,  con tal de mostrar su riqueza natural y cultural a propios y extraños que se reunieron en la plaza Ocampo en la noche de ayer viernes 27 de noviembre.

Fotos: Víctor Ramírez

Los artesanos y sus productos estaban representados,  principalmente los juguetes,  con los que aprendemos a querer las tradiciones.

El diseño permitió disfrutar de los detalles arquitectónicos de la fachada del recinto. La música  acompañó el vaivén de las figuras  que emergían de entre las piedras para sorpresa de niños y adultos. Los bloques parecían salir de entre el conjunto y moverse.

Un trompo bailarín era soltado en el inusual escenario,  ante las miradas atónitas de la gente,  que sin chistar esperó  por el espectáculo,  algunos hasta un año, pues en 2014 no alcanzaron a ver la propuesta que por primera vez se presentaba en el estado a tal magnitud.

El Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras (CMMAS) y el FMM,  dirigidos por Rodrigo Sigal y Verónica Bernal Vargas son los responsables.

La culminación fue expandir la luz fuera de los muros,  hasta el cielo.  Los juegos pirotécnicos adornaron el firmamento,  mientras la multitud comenzó a disfrutarse entre las calles de la bella Morelia…  claro,  con menos prisa de la que llevaban al llegar.

 

 

Comparte la nota

Publica un comentario