IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: AP. Los Lloyd están pidiendo 300 mil dólares por la casa, que tiene una piscina y un furgón antiguo como caseta.

En venta la casa del film “El silencio de los inocentes”

20 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Celebra tu compra de esta adorable casa estilo victoriano de cuatro dormitorios con un plato de habas y una copa de Chianti.

La casa que fue usada como vivienda del asesino sicópata Buffalo Bill en la película de 1991 “The Silence of the Lambs” (“El Silencio de los inocentes”) está a la venta.

El equipo de producción se tomó seis semanas para tornar la casa de tres pisos en el dilapidado hogar del asesino interpretado por Ted Levine. Los cineastas entonces se pasaron tres días filmando en el vestíbulo y el comedor de la casa, ubicada cerca de Perryopolis, unas 30 millas (48 kilómetros) al sureste de Pittsburgh.

Los dueños, Scott y Barbara Lloyd, ambos de 63 años, se casaron en ese vestíbulo el 13 de febrero de 1977, un par de meses después de comprar la casa.

“Es algo dulce y amargo al mismo tiempo”, le dijo Barbara Lloyd a Pittsburgh Tribune-Review (http://bit.ly/1JhRQGl ). “Nos casamos en esta casa, criamos a nuestro hijo en esta casa. Pero estamos listos”.

Los Lloyd están pidiendo 300 mil dólares por la casa, que tiene una piscina y un furgón antiguo como caseta.

“El silencio de los inocentes” ganó cinco Oscar, incluyendo el de Mejor Película, Mejor Actriz, Mejor Actor y Mejor Director. Anthony Hopkins interpretó el papel del doctor Hannibal Lecter, un siquiatra caníbal cuyas pistas macabras ayudan a Clarice Sterling, la agente del FBI interpretada por Jodie Foster, a ubicar a Buffalo Bill en su casa.

Por cierto: La mazmorra en la que Buffalo Bill mantuvo a una víctima y donde eventualmente fue muerto, no existe. Esas escenas fueron filmadas en un estudio, dijo Scott Lloyd.

Aun así, la agente de bienes raíces Dianne Wilk espera que el linaje escalofriante de la casa, construida en 1910, atraiga a compradores. Wilk dijo que ella incluso puede imaginarse a alguien convirtiendo la casa en una casa de huéspedes con tema de horror.

“A la gente le encanta asustarse”, dijo Wilk.

Comparte la nota

Publica un comentario