IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Notimex. Melissa Fleming (ACNUR) hace el llamado de distinguir entre refugiados y migrantes.

“Crisis de refugiados, no de migrantes”: ACNUR

22 de septiembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

En tanto que líderes de la Unión Europea (UE) se reúnen en Bruselas, el ACNUR les reiteró que la oleada de desplazamiento de personas al continente europeo “es sobre todo una crisis de refugiados, no de migrantes”.

Es imperativo hacer la diferencia, porque los refugiados gozan de protección internacional, dijo en rueda de prensa en Ginebra la portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Melissa Fleming.

Los países europeos han suscrito tratados que les demandan dar acogida a personas que huyen por salvar su vida, explicó Fleming, quien actualizó en 477 mil 906 el número de refugiados que han llegado a territorio europeo.

“Hasta ahora nadie tenía problema de llamar refugiados a los cuatro millones de sirios que viven en los países vecinos a Siria (Turquía, Jordania, Líbano, Irak y Egipto)”, sin embargo por llegar a costas europeas, “ahora son migrantes”, agregó.

Señaló que existe (en Europa) una especie de “esquizofrenia” y se cambian los términos, “y eso crea confusión (…) 97 por ciento de los que llegan son refugiados”.

La gran mayoría de los que llegan en Grecia y que se desplazan por países europeos “viene de zonas de conflicto como Siria, Afganistán, e Irak”, puntualizó.

“Esta es una crisis de voluntad política combinada con la falta de unidad europea que está dando lugar a un caos de gestión”, argumentó el ACNUR.

Fleming recordó que en 1956, cuando 200 mil húngaros huyeron a Austria y Yugoslavia, no sólo fueron debidamente recibidos, sino un programa de reubicación se puso rápidamente en su lugar y 140 mil personas fueron reubicados a otros países.

“Lo que era posible, entonces debería ser posible ahora”, dijo Fleming y señaló que el titular del ACNUR, Antonio Guterres, considera que la reunión del Consejo de la UE “es absolutamente crucial para superar las divisiones de Europa y crear el compromiso político necesario”.

Además, para el ACNUR es esencial que las 120 mil plazas adicionales sean aprobadas esta semana por cualquier programa de reubicación con el fin de que el proceso “sea creíble”.

ACNUR hizo hincapié en que el programa de reubicación “no se puede implementar de manera efectiva sin crear instalaciones de recepción adecuadas en los países donde los refugiados y los migrantes entran Europa”.

“Con un promedio de seis mil personas que llegan todos los días en las costas europeas, esto requiere una gran inversión”, reconoció.

“En un momento dado, es probable que muchas decenas de miles de personas necesiten refugio y asistencia en las áreas de recepción”, estimó.

Y “un programa de reubicación solo, en esta etapa de la crisis, no será suficiente para estabilizar la situación”, añadió.

Para ACNUR la crisis de refugiados que se vive en Europa es completamente gestionable y de contar con fondos suficientes y llevarse a cabo ciertas medidas como la instalación de servicios adecuados de recepción y registro, se puede hacer.

“Nosotros lo hacemos todo el tiempo”, exclamó Fleming haciendo clara referencia a la gestión de campamentos de refugiados en varias partes del mundo, especialmente en África, Asia y Medio Oriente.

Desde hace cuatro años cuando inició la guerra en Siria y hubo desplazamientos masivos a los países vecinos, el ACNUR ha solicitado fondos para poder ofrecer una vida digna a cuatro millones de refugiados que esperan que el conflicto llegue a su fin para regresar a su tierra.

Pero desafortunadamente el final del conflicto no parece estar cerca y organismo humanitarios, como el Programa Mundial de Alimentos, han tenido que cortar las raciones para miles de personas por falta de apoyo económico.

Ahora, la gente huye desde el interior de Siria, donde aumentan los ataques y bombardeos a manos del ejército leal al presidente sirio Bashar al-Assad y el Estado Islámico (EI) comete atrocidades en las zonas bajo su control.

Ahora, la gente huye de Turquía, Líbano y Jordania, porque se acaba su esperanza, sus hijos necesitan un hogar, alimentos, medicinas, educación y los organismos humanitarios han llegado al límite de sus capacidades.

Ahora, la cita de la UE “puede ser la última oportunidad para tener una respuesta europea coherente para gestionar una crisis que está aumentando el sufrimiento y la explotación de los refugiados (…) y la tensión entre los países”, sostuvo Fleming.

Finalmente, ACNUR afirmó de manera categórica que “pedir asilo en la frontera no es un crimen”.

Comparte la nota

Publica un comentario