IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Roberto Huitrón. Cada vez que termina el viacrucis me embarga una tranquilidad y paz interna.

“Realizar el vía crucis me da tranquilidad y paz interna”

24 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Los Reyes, Michoacán.   No es hijo de carpintero, se dedica a pintar casas, es casado tiene tres hijos, con 45 años de edad (aunque representa menos), delgado estatura mediana, moreno con ojos claros, no se llama Jesús, su nombre es, Ricardo Gómez Saavedra,   y en esta ocasión personificará por sexto año consecutivo a Cristo en la representación del vía crucis en Los Reyes.

Gómez Saavedra explica a La Voz de Michoacán, en entrevista, que desde hace 18 años participa en la representación del vía crucis de Santa Rosa, “pero desde hace 6 me motivó la gente, mis compañeros, mi familia, mis hijos a que representara a Cristo, además pensé que personificando a Cristo en el vía crucis, era una forma de retribuir a cristo algo de todo lo que nos da, además lo hago con gusto para que no se pierda la tradición, más aun con tanta violencia”.

Agrega que  lo llena de satisfacción y lo motiva el que continúe la  tradición, que no pierda, “que los muchachos con tanta violencia no tuerzan el camino, no  se descarrilen y mantengan esta semillita, que esto siga, que no se pierda, que los muchachos se alejen de las drogas”, explica.

Nos revela que personificar a Cristo es algo muy grande, “a cualquiera el papel nos queda muy grande, pero lo hacemos con mucho cariño y respeto, lo único que le pedimos al Patrón es que nos dé chance y fuerzas para continuar, además de pedirle por los que ya se fueron y que pertenecieron hasta el final en el grupo”.

Luego de hacer un alto en su trabajo para dar la entrevista, Ricardo Gómez, nos  recibe  con su ropa jaspeada y manchada  de múltiples colores, con botes vacíos y una tabla improvisa una mesa y acerca otro bote para que haga las veces de asiento, se muestra afable  y cordial, de forma pausada manifiesta que no debemos olvidar que Jesús vino para sacrificarse por nosotros, “y lo sigue haciendo”.

Para más información consulta la edición impresa de La Voz de Michoacán del 24 de marzo de 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario