IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: La Voz de Michoacán. Mató a su madre y padrastro por qué no lo dejaron escapar con “su mujer”.

Mató a su madre y padrastro a machetazos

9 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Tepic, Nayarit.- 09 de octubre de 2015.- El Juez Cuarto Penal con sede en Tepic, a cargo del Maestro y Doctor en Derecho, Oswaldo Delgado Nájar, se le dictó auto de formal prisión a Juan E., quien está confeso del asesinato de su madre y de su padrastro, a quienes victimó a machetazos “porque no le permitían fugarse con hermana”, la cual es su pareja sentimental.

“Les pedí me entregaran la ropa de mi mujer (su hermana de 13 años), se negaron y por eso los maté a machetazos”, dijo el presunto ante la autoridad judicial.

Esta es la historia…

Era domingo 27 de Septiembre cerca de las 12:00 horas del mediodía, cuando Juan E. de 18 años de edad (recién los acaba de cumplir) se encontraba en el interior del poblado Juan Escutia, también conocido como El Borbollón ubicado en el municipio de Compostela, Nayarit, en donde estaba en plaza principal del lugar esperando a que llegara su pareja sentimental, la cual resultó ser su propia hermana de nombre Dulce María de 13 años de edad, con quien sostenía relaciones extramaritales desde hace meses.

“La idea era fugarnos al estado de Jalisco, porque mi madre Cirila, no me dejaba que anduviera con ella, ya que ambos éramos sus hijos y que no era natural lo que estábamos haciendo”.

De oficio jornalero, con un salario variable, y no afecto al consumo de bebidas alcohólicas, ni a drogas, Juan declara ante el Juez Cuarto Penal los motivos que lo llevaron a dar muerte a su madre, y de pasada a su padrastro.

“Lo único que queríamos era recoger la ropa de mi hermana y largarnos, pero para eso teníamos que ir a la casa de mi padrastro José Uriel A. a quien le apodaban “El Pala”, cuyo casa está por la calle Lindavista del poblado El Borbollón… Cuando llegamos, Dulce Mariana se metió a la casa y casi de inmediato volvió a salirse, pues mi madre Cirila iba detrás de ellas regañándola por lo que habíamos hecho, y le dijo que se fuera pero que no se llevaría nada de ropa, y fue cuando mi madre nos dijo “Me decepcionaron los dos, váyanse”, y entonces yo y Dulce María nos retiramos del lugar, para irnos a las galeras donde platicamos para ponernos de acuerdo e irnos al rancho, pero Dulce me dijo que ocupaba su ropa, y le dije que no se preocupara, que yo me encargaría de conseguirla, y me salí a la calle con la intención de ir a la casa de “El Pala” para meterme a robar la ropa y por eso le pedí un paro a un amigo de nombre Joaquín para que me acompañara y me ayudara en caso de que El Pala se pusiera bravo, pero Joaquín no quiso ayudarme… Lo mismo le dije a otro amigo de nombre José Manuel, pero igual no quiso echarme la mano, y entonces se me ocurrió agarrar un machete que tenía yo en la galera, el cual es grande con cacha de plástico negro, el cual tiene una marca de un martillito, y me lo lleve a la casa de El Pala por si este se ponía enojado conmigo”.

Tranquilo, sin nerviosismo visible alguno, Juan continúa narrando los hechos en la zona de rejilla de prácticas del Juzgado Cuarto Penal, en donde indica que “Yo y Dulce María nos dirigimos a la casa de El Pala, y al llegar le grité: “Pala, Pala”, y éste desde adentro de la vivienda me dijo: “Que quieres, vete”, a lo que le contesté: “Quiero la ropa de Dulce María, ábreme porque si no yo entro”, y fue cuando El Pala me gritó: “Vete a la chingada”, y a la vez se oyó la voz de mi mamá Cirila que decía: “Vete, Vete”… Y entonces me dio mucho coraje y pensé en matarlos a los dos, así que quebré las ventanas de la puerta y me metí a la casa, pero El Pala se me echó encima con un palo que traía en las manos, y fue cuando yo reaccioné y le di varios machetazos en la cabeza, y en eso veo a mi madre Cirila que me gritaba “Déjalo, Déjalo” y se me echó también encima, por lo que la recibí también a machetazos… Ahí vi que El Pala se metió al baño herido, y luego de un ratito los dos dejaron de respirar, se murieron pues los pobrecitos”.

Tras ello, Juan asegura que “Nos fuimos a Carrillo Puerto y en el camino tiré el machete, y mi ropa la dejé en una parcela del poblado de Borbollón, y ahí agarraos raite hasta Tequilita municipio de Compostela, en donde un señor nos dio agua y de desayunar”.

“Ya al paso de las horas me detuvo la Policía Nayarit, y me trajeron preso, es todo lo que tengo que declarar”, citó el joven criminal ante la autoridad judicial.

El abogado defensor de Juan E., es uno de oficio, y éste habría solicitado la ampliación del término constitucional, mismo que venció este pasado 7 de Octubre por la tarde, y ante lo cual el Juez Cuarto Penal, Oswaldo Delgado Nájar, procedió a dictar el Auto de Formal Prisión en contra del indiciado en este delito, por lo cual se le iniciará con ello un proceso judicial hasta llegar a sentencia.

Comparte la nota

Publica un comentario