IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: La Voz de Michoacán. Los hechos se registraron en la esquina de las calles Tlacotepec y Cheranatzicuin, en la colonia Ricardo Flores Magón.

Muere niño, víctima de maltrato infantil en Morelia

26 de agosto, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán.- Tenía golpes recientes en varias partes de su cuerpo y cicatrices que deja la tortura constante, estaba maniatado, tenía tiempo que no se bañaba y en las pantorrillas sufrió mordidas de ser humano, era prácticamente un esqueleto debido a una severa desnutrición. Él es Julio, murió víctima de maltrato infantil, sólo tenía cinco años de edad. Una cruel noticia que a cualquiera impacta, que a cualquiera llena de dolor.

Todo se descubrió durante los primeros minutos de este viernes, la Policía llegó a la que fue la prisión de Julio hasta su último suspiro, una casa rentada ubicada en la esquina de las calles Tlacotepec y Cheranatzicuin, en la colonia Ricardo Flores Magón, situada al poniente de esta capital.

Unos paramédicos de la Cruz Roja revisaron al fallecido y describieron las aberraciones que éste padeció. Las laceraciones que tenía, las marcas de dientes de ser humano que en sus extremidades había, sus manos atadas con un lazo de los usados para tendedero y los signos en su piel de que todo eso lo sufría constantemente.

A decir de los expertos el niño era un esqueleto. Al sacar los peritos su cadáver del referido domicilio lo cargaron con facilidad, la camilla y la bolsa forense parecían tal como si fueran vacías. La bestia de la cual fue presa quiso devorarle hasta el alma.

La Unidad Morelia y la Policía Militar acordonaron la zona y la Unidad Especializada en la Escena del Crimen (UEEC) tomó la batuta de las investigaciones. En el sitio este reportero escuchó que la gravedad del caso generó que hasta el procurador del estado, José Martín Godoy Castro, pausara su descanso y de inmediato solicitara a su personal investigar hasta las últimas consecuencias para esclarecer el tema.

Por fin Julio había sido encontrado, luego de tantos gritos ahogados que dio hasta la muerte, dormía en una habitación de ese inmueble, la cual era un verdadero rincón inmundo. Nunca supo lo que en verdad significan las palabras amor, hogar y familia. Su padre está preso en el penal “David Franco Rodríguez”, mejor conocido como “Mil Cumbres” y él vivía, si así se le puede llamar, con su madrastra: Alejandra R. V., de 27 años edad, la cual podría estar relacionada con el homicidio, revelaron fuentes allegadas al gobierno, las cuales añadieron que la mujer es considerada como inocente hasta que la autoridad judicial respectiva determine lo contrario.

Comparte la nota

Publica un comentario