IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Internet. Programas baratos permiten a gobiernos espiar a ciudadanos.

Software barato permite espiar a ciudadanos

2 de agosto, 2016

AP/La Voz de Michoacán

Lima, Perú.— Por un módico precio, gobiernos que acostumbran a sofocar la disidencia con arrestos y golpizas, o que abusan de su poder de otros modos, compran software de espionaje listo para usar que les permite vigilar conversaciones telefónicas y seguir los movimientos de miles de sus ciudadanos, según una investigación de Associated Press.

Este software conocido como de “interceptación legal”, disponible desde hace años para policías occidentales y agencias de espionaje, resulta ahora fácil de conseguir para gobiernos que suelen violar derechos fundamentales, salvo por una breve lista negra que incluye a Siria o Corea del Norte. Por menos de lo que cuesta un helicóptero militar, un país con pocas competencias técnicas puede comprar un potente sistema de espionaje.

Las redes de espionaje interno dependen de empresas como la israelí-estadounidense Verint Systems, que tiene clientes en más de 180 países. Verint también es proveedora de agencias de seguridad estadounidenses, por ejemplo para perseguir a narcotraficantes en México y Colombia.

El alcance y sofisticación de los productos de Verint quedaron al descubierto en documentos de Perú obtenidos por Associated Press. Se aproximan, aunque en menor escala, a los programas de vigilancia de Estados Unidos y Gran Bretaña descritos en el 2013 por el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional Edward Snowden. Esa información mostró cómo el gobierno estadounidense recopilaba registros telefónicos de millones de estadounidenses, pocos de ellos sospechosos de haber cometido delito alguno.

La documentación incluye manuales de capacitación, contratos, emails y recibos, y ofrece detalles hasta ahora desconocidos sobre una industria muy reservada. Verint y otras empresas similares proporcionan poca información sobre sus productos de espionaje y sus compradores.

En Perú, la agencia de espionaje interno del país se gastó apenas 22 millones de dólares en un paquete de Verint apenas unos meses antes de que sus actividades se vieran frenadas en seco por un escándalo de espionaje interno. AP confirmó de manera independiente ventas de estos productos en países como Australia, Brasil, México y Colombia.

“El status quo es totalmente inaceptable”, dijo Marietje Schaake, una legisladora de la Unión Europea que propugna por una mayor supervisión. “El hecho de que este mercado prácticamente no se regule es muy inquietante”.

 

Comparte la nota

Publica un comentario