Música, medicina para el alma: Festival de Música de Morelia iniciará actividades con grandes retos

Este jueves comienza la 32 edición del mejor festival de música de concierto del país, que combinará presentaciones presenciales y virtuales.

Foto: Cortesía.

Yazmin Espinoza / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. “Con música la vida cambia” es el slogan de la edición 32 del Festival de Música de Morelia Miguel Bernal Jiménez (FMM) que se llevará a cabo este año del 19 al 22 de noviembre de manera híbrida, con conciertos presenciales siguiendo las recomendaciones de las autoridades de salud, así como espectáculos online que estarán al alcance de todos de manera gratuita.

Luego de estar tres años ausente en la dirección del festival, Verónica Bernal dirige nuevamente el barco este año. En entrevista para La Voz de Michoacán, compartió el reto que ha sido para todos llevar a cabo este evento, que está ya posicionado como uno de los más importantes de su género en Latinoamérica, en un escenario de crisis sanitaria y económica como el que se vive actualmente.

PUBLICIDAD

¿Cómo te sientes de estar de vuelta en la dirección del festival?

Muy contenta, la verdad es que cuando el Consejo Directivo me invita nuevamente a que dirija el festival sabía que venían grandes retos, sobre todo ante una pandemia mundial, una crisis económica, pero lo traigo en la sangre y sin duda el festival ya es un patrimonio intangible de todos, no solo de los michoacanos, sino de todo México. Estamos catalogados como el mejor festival de música de concierto del país y dentro de uno de los mejores de Latinoamérica, entonces tenemos que hacer honor y honra a este festival que pone en alto a Morelia y a nuestro estado. Entonces estoy muy contenta de estar en él nuevamente.

PUBLICIDAD

¿Cuál fue la transformación que tuvo el FMM para no cancelar ante el escenario de pandemia?

Lo más sencillo era cancelar como otros festivales, pero creo que sería un error porque hoy las personas están muy deprimidas y vulnerables. Han sido muchos meses de encierro y de incertidumbre y qué mejor que escuchar algo de música, que sintamos y pensemos que no va a ser para siempre, estamos convencidos de que, si estamos pasando situaciones adversas, pero eso nos va a fortalecer. Y estamos seguros de que en 2021 tendremos otra vez estos grandes espectáculos masivos al aire libre. Nunca vamos a ser ya los mismos, porque la pandemia también nos tiene que enseñar a tener más cuidados, higiene, porque hoy se llama COVID, pero mañana puede aparecer algo más, pero esto nos ayudó a salir de nuestra zona de confort. Yo creo que el festival tiene muchas áreas de oportunidad y para innovar y hoy hay que ser creativos. Es un reto mayúsculo, nadie estábamos preparados para algo así, pero creo que nos estamos profesionalizando porque algunos nos decían por qué los artistas no se grababan desde sus teatros y luego se transmita, y yo decía que no porque parte de la magia de este festival es que vean la belleza de los lugares que tienen Morelia, por eso decidimos traerlos, aunque no haya público.

¿Hubo ajustes al programa para aprovechar el mayor alcance que podría dar la transmisión online?

Creo que esa es una de las grandes oportunidades, que más gente lo pueda disfrutar. Que no importa si vives en Australia, en Bogotá, o en Quintana Roo, que puedas disfrutar del festival. A través de los medios digitales y la televisión el público no va a tener que pagar para verlo y, este alcance, también es una oportunidad para que más empresas apoyen al festival. Si las empresas ven que el festival tiene una mayor proyección, por ende, en 2021 nos apoyarán más. También es cierto que patrocinios que tuvimos por mucho tiempo este año no los pudimos tener porque lo primero que hacen es recortar esta parte, primero tiene que cuidar la nómina y sus gastos. Pero también estamos contentos que nuevas empresas han entrado.

¿Cómo fue tomar la decisión de cancelar la Sinfonietta de este año?

Llegaron tres veces más solicitudes este año, pero la Sinfonietta es un proyecto de todo Latinoamérica y hubiera sido una pena que lo hubiéramos hecho si, solo de México, pero con muy poquitos músicos, así se pierde la esencia. Y también para cuidarlos porque son chicos que conviven casi tres semanas y con que hubiera habido uno enfermo del virus hubiera sido malo para todos. Aunque uno de los requisitos era hacerse la prueba del COVID-19, son chicos y salen y están expuestos, entonces lo primero fue que no podíamos arriesgarlos, entonces se pospone para el siguiente año cuando las autoridades de salud nos lo permitan. Y se respetan a los que quedaron seleccionados en esta convocatoria.

La Orquesta y Coro de la Transformación Miguel Bernal Jiménez es un proyecto también muy importante para el FMM, ¿cómo se ha seguido trabajando?

Muy bien, el trabajo con ellos ha sido virtual porque en Jesús del Monte se han dado varios casos de COVID-19 y los padres de familia no quiere, y con toda razón, arriesgar la salud de sus hijos, así siguen tomando sus clases de manera virtual y vamos el día 27 en Tiripetío vamos a lanzar una convocatoria para empezar un coro, ese coro es un proyecti de Kansas City Southern of México con la tenencia de Tirpetío. El poder apoyar y trabajar con los niños de esa tenencia y hacer un cambio, porque la música les ayuda en el tema de conocimiento, de autoestima, los valores, la disciplina, puntualidad, entonces vamos a arrancar ahí un nuevo proyecto.