El Louvre celebra a Da Vinci a 500 años de su muerte

Abundan los enigmas sobre Leonardo Da Vinci: la sonrisa de la «Mona Lisa», por qué el pintor más famoso del mundo dejó tantas obras sin terminar y, más recientemente, quién adquirió el contencioso «Salvator Mundi.»

AP / La Voz de Michoacán

 

París. Abundan los enigmas sobre Leonardo Da Vinci: la sonrisa de la «Mona Lisa», por qué el pintor más famoso del mundo dejó tantas obras sin terminar y, más recientemente, quién adquirió el contencioso «Salvator Mundi.»

PUBLICIDAD

Pero una nueva exposición en el Louvre, que abre el jueves con motivo de los 500 años de la muerte del maestro italiano, trata de pintar un retrato del artista y pensador lo más completo posible.

Con obras provenientes de la colección permanente del Louvre y otras instituciones alrededor del mundo, la exposición reúne unas 160 piezas. Incluye obras maestras de Da Vinci, docenas de estudios y bocetos científicos, y piezas de otros artistas en su órbita. Los visitantes también pueden sumergirse en una experiencia de realidad virtual que indaga en la historia detrás de la «Mona Lisa».

PUBLICIDAD

Quisimos, con el fin de rendir homenaje al artista, poder mostrar la carrera completa de Leonardo Da Vinci y su desarrollo y explicar, por último, el sentido de su vida», dijo el curador Vincent Delieuvin.

La exposición estará abierta hasta el 24 de febrero del 2020. Los visitantes pueden reservar boletos por adelantado en internet. El Louvre dijo que para el lunes por la mañana ya había prevendido 220.000 entradas.

El proyecto, que tomó más de 10 años de trabajo, comenzó cuando Louis Frank, el otro curador de la muestra, tradujo una biografía de Da Vinci de la era del Renacimiento para completar conocimientos existentes sobre la vida del pintor. Ese énfasis biográfico es evidente en el diseño de la exposición, que sigue la trayectoria del artista desde que era un aprendiz del escultor florentino Andrea del Verrocchio hasta su muerte en Francia en 1519.

Con toda una sala dedicada a sus estudios científicos, busca capturar la sed de conocimiento y perfección de un hombre al que Delieuvin llamó «un genio universal».

Leonardo Da Vinci es uno de esos hombres raros, de esas personalidades que nos fascinan, porque era universal», dijo Delieuvin. «Estaba interesado en todos los aspectos de la naturaleza. Todos nos vemos reflejados en su personalidad».

«Matemáticos, especialistas en geometría, médicos, artistas, todos ven una parte de sí mismos en Leonardo», agregó.

Varias de las pinturas terminadas de Da Vinci se exhibirán, incluyendo “La Belle Ferronniere» y «La Virgen, el Niño Jesús y Santa Ana». La «Mona Lisa» permanecerá en su caja, arriba. Los visitantes podrán ver el «Retrato de un músico» en préstamo del Vaticano y «Benois Madonna» de San Petersburgo, entre otras.