Se llevan al equipo de Monarcas, pero dejan a una afición que estuvo hasta "el último aliento"

“El Fantasma” Figueroa anunció que un equipo de empresarios busca crear a ese equipo, que ocupe el Estadio Morelos, y advierte que no van a permitir que nadie más llegue a hacerle daño a la afición michoacana

Foto: La Voz de Michoacán

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. El Estadio Morelos fue construido para que Monarcas Morelia tuviera una casa amplia, con capacidad para recibir a más 35 mil aficionados. Hace 25 años, el Gobierno del Estado invirtió más de 20 millones de pesos para hacer realidad el octavo estadio más grande del país, sin embargo, tras la salida del equipo michoacano, se ha quedado sin inquilino. Marco Antonio Figueroa, “El Fantasma”, y exjugadores del antiguo Atlético Morelia, traen la idea junto con empresarios, de revivir a los “Ates de Morelia”.

Morelia es una de las plazas más futboleras del país. La efervescencia se despertó desde antes de los años 50´s, pero fue en 1957 cuando debutó en la primera división jugando contra el América un 14 de julio, en el estadio de Ciudad Deportiva, en la capital del país. En aquella ocasión viajaron para el encuentro que quedó empatado a unos, don Paco Roca, y el entrenador, el uruguayo José María Rodríguez, recuerda el historiador Arturo Herrera Cornejo.

PUBLICIDAD

La historia del equipo michoacano nunca ha sido fácil. En 1960 se tuvo que formar un comité reorganizador para hacerle frente a los muchos compromisos pendientes que acumulaba el equipo. En aquella ocasión, Filiberto Torres Caballero, presidente de la escuadra, reunió 150 mil pesos para cubrir las deudas: primas y sueldos de los jugadores y réditos a diferentes bancos locales. Los costos de estar en primera eran elevados.

Pasó de ser Club Deportivo Morelia, Ates de Morelia, Atlético Morelia y hasta hace unos días, Monarcas de Morelia. Son 70 años en una institución, en donde decenas de generaciones depositaron su fe, su afición y su amor por los colores de una camiseta que está mutándose –salvo autorización de los directivos de la Femexfut-. Grupo Salinas se lleva al equipo, pero los amantes del futbol se quedan con todas esas hazañas y euforia.

Se quedan los himnos que se crearon para su futbol: el Juan Colorado y Úntete al Morelia, que hoy están huérfanos, pero que nace una esperanza gracias al equipo de leyendas que llevaron en el 2000 al Monarcas a conseguir su primer y único título. Ellos buscan devolverle a la afición michoacana el verdadero futbol, alejado del marketing, y recompensando esa fidelidad que siempre han mostrado con los de casa, en las buenas y en las malas.

“Ates de Morelia” se convierte en esa esperanza, que buscan materializar en un inicio en la Liga del Balompié Mexicano. Buscan revivir a la escuadra que rescató el empresario Nicandro Ortiz, quien para repuntar al equipo contrató a Antonio “La Tota” Carbajal como técnico. Ahora, con sangre que se la jugó con ese equipo ganador, buscarán sembrar a un nuevo equipo en Michoacán, que en realidad es retomar esa sangre que sigue viva.

Foto: Christian Hernández, La Voz de Michoacán.

“El Fantasma” Figueroa anunció que un equipo de empresarios busca crear a ese equipo, que ocupe el Estadio Morelos, y advierte que no van a permitir que nadie más llegue a hacerle daño a la afición michoacana, y deja abierta la posibilidad de que sea en la Liga de Expansión o en otra. El proyecto buscarán llevarlo al Gobierno del Estado.