Sin prestaciones de fin de año, casi 75% de los trabajadores michoacanos

El índice de informalidad en la entidad alcanza casi el 75 por ciento de los trabajadores que no cuentan con prestaciones y seguridad social

Foto: Pixabay.

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. A más tardar este 20 de diciembre más de 650 mil michoacanos deberán estar cobrando el dinero al aguinaldo, prestación laboral que, de acuerdo con la Ley Federal de Trabajo, corresponde a una quincena completa del sueldo devengado durante el año o la parte proporcional en caso de tener una antigüedad menor en la empresa.

De acuerdo con las cifras oficiales proporcionadas por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), en la entidad hay poco más de 2 millones 34 mil personas laborando, de las cuales cerca de la cuarta parte, 509 mil, tienen acceso a prestaciones laborales, entre ellas el aguinaldo.

PUBLICIDAD

La cifra corresponde al número de empleos formales dados de alta por el sector empresarial ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como los afiliados al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) que se desempeñan directa o indirectamente dentro de alguna dependencia de gobierno, o que están afiliados bajo algún otro formato.

En este marco, la situación luce compleja, no sólo por el alto índice de informalidad que persiste en la entidad, que alcanza casi el 75 por ciento en cuanto a la falta de prestaciones y seguridad social, sino por el difícil año que ha sido para la entidad en cuanto a crecimiento de la economía y las dificultades que han atravesado los entes gubernamentales para efectuar el pago de salarios, bonos y adeudos.

PUBLICIDAD
Diseño: Enrique Santiago.

Desde el lado de la iniciativa privada, la economía se encuentra atascada y enfrenta una recesión desde el segundo trimestre del año pasado, pero para finales de 2019 completará todo un ciclo anual con números a la baja.

Si bien siempre ha existido disposición a cumplir con las obligaciones obrero patronales por parte de los integrantes de las cámaras comerciales, empresariales, constructoras e industriales, esto no inhibe el hecho de que las ganancias y el crecimiento en varios de estos negocios ha sido mucho menor al prospectado.

Esto, como refiere Heliodoro Gil Corona, coordinador de proyectos estratégicos del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM), se debe en parte a un rezago en cuanto a la apuesta de procesos de manufactura complejos en la entidad y la eterna apuesta al agro y el turismo, pero también a una serie de políticas públicas ejercidas de la Federación que han impactado incluso en aquellos rubros ya consolidados.

Contenidos relacionados

Además de ello, diferentes gremios, como el papelero, el ramo de la impresión e incluso el sector de la construcción, han manifestado durante el año las complicaciones financieras que atraviesan, producto principalmente de la baja en el requerimiento de sus servicios, así como en las constantes deudas que mantienen con ellos oficinas gubernamentales de toda índole.

El gobierno del estado y los ayuntamientos enfrentan recortes sustantivos en buena parte de sus ingresos, por lo que, a pesar de que no han hablado sobre el tema, existen sectores donde se vislumbra que el pago de la prestación se complique, no sólo para la parte laboral, sino para la autoridad, que tendrá que hacer auténticos malabares para cumplir una serie de compromisos que suelen estar pactados en los Contratos Colectivos de Trabajo.