José Rentería el michoacano que participó en la Revolución mexicana

José Rentería era conocido por tener un carácter impetuoso, pero desprendido y afable.

Foto: Internet.

Redacción / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. José Rentería fue un michoacano sobresaliente en las postrimerías del movimiento revolucionario, nacido el 24 de mayo de 1885 en el municipio de Huetamo en medio de una familia terrateniente y dueña de poder político en la región, el joven Rentería mostró siempre un profundo interés por la revolución.

Hijo de Alberto Rentería y María de Jesús Luviano, desde joven Rentería se dedicó al campo hasta que el ruido de la Revolución Mexicana llegó a Huetamo y este decidió incorporarse a ella;  de forma que al arribo del general Gertrudis G. Sánchez a Coyuca de Catalán, Rentería ya se encontraba como general de las fuerzas maderistas en la región y luego comandante del 41 Cuerpo de Rurales con sede en Huetamo.

PUBLICIDAD

Tras luchar a brazo partido junto a Madero y lamentar su muerte, sin pensarlo dos veces se lanza de lleno a combatir contra el gobierno usurpador de Victoriano Huerta, muy cerca de la mano del general norteño Gertrudis G. Sánchez y recorre con su brazo armado el estado de Michoacán hasta lograr el objetivo de su causa, lo que le permitirá ser jefe de operaciones militares de algunos puntos del país; luego diputado del Congreso de la Unión hasta ocupar de manera interina la gubernatura del estado entre los meses de febrero a agosto del año de 1917.

Contenidos relacionados

José Rentería era conocido por tener un carácter impetuoso, pero desprendido y afable, al momento del golpe de Estado de Huerta y el inicio de la revolución constitucionalista, Rentería se encontraba soltero, aunque ya tenía una hija de nombre Sara María que había procreado con una mujer del pueblo.

PUBLICIDAD

Para 1920 el revolucionario se separa del ejército para dedicarse al comercio en Huetamo, donde instala la primera fábrica de hielo, e instala los primeros camiones de transporte, sin embargo, en el año 1923 decide apoyar a Adolfo de la Huerta, lo que provoca un enfrentamiento con Álvaro Obregón lo que lo convierte en un traidor de acuerdo al militar norteño y ordena su muerte.

Es hasta la noche del 25 de junio de 1925 que Rentería Luviado en su casa en el pueblo de Tacuba, fue despertado por unos ruidos mientras dormía y se dio cuenta que iban en busca de él, sin embargo, a pesar de tratar enfrentarlos, éstos lo superaban en número de forma que decidió suicidarse con su revólver y evitar su captura, así nos encontramos a 94 años de este suceso que terminó con la vida de uno de los revolucionarios que iniciaron la lucha desde Michoacán.