Captan a bañista corriendo desnudo detrás de un jabalí que le robó su computadora

Un hombre que se relajaba a las orillas de un lago tuvo que corretear al animal salvaje que se había comido una pizza y al querer el postre se llevó entre el hocico un ordenador, por lo que fue captado en el momento que intenta recuperarlo.

Foto: Facebook / Adele Landauer.

Agencias / La Voz de Michoacán

Alemania. Una tardecita deliciosa, en un lago cercano de Berlín, un hombre fue captado y fotografiado desnudo persiguiendo a un jabalí que le había robado su laptop, la cual estaba guardada en una bolsa de plástico.

Según testigos, detalla el New York Post, varios jabalís rondaban la zona cuando comenzaron a buscar por comida, donde encontraron pizza, pero al momento que continuaron con su búsqueda, posiblemente para encontrar postre, uno de los animales tomó inesperadamente una bolsa, la cual contenía la computadora personal de un hombre, que, sin pensarlo dos veces y sin importarle estar desnudo, comenzó a perseguir al jabalí “ladrón”.

PUBLICIDAD

Die Natur schlägt zurück! Wildschweinjagd am Teufelssee!In der gelben Tüte ist der Laptop des Mannes, deshalb gab er...

Posted by Adele Landauer on Wednesday, August 5, 2020

El hombre fue fotografiado por Adele Landauer, una entrenadora motivacional, al momento que corría detrás del animal en el lago Teufelssee, un célebre lugar donde se puede tomar el sol desnudo. Obviamente la deportista que captó el momento no se quedó con el material guardado en su móvil, por lo que compartió las imágenes en las redes sociales, por lo cual la anécdota a los pocos minutos se hizo viral.

PUBLICIDAD

"Una hembra de jabalí salvaje con dos crías salieron del bosque para buscar comida", escribió. "Muchos de nosotros nos asustamos pero los jabalíes parecían pacíficos".

"Después de comerse una pizza sacada de la mochila de un hombre que estaba bañándose en el lago, fueron a buscar el postre. Encontraron una bolsa amarilla y decidieron llevársela", continuó.

El dueño de la bolsa salió inmediatamente detrás, pues dentro se encontraba su ordenador portátil. “Todos le adoramos [...] y cuando volvió con su bolsa amarilla en la mano, aplaudimos y le felicitamos por su éxito”, relató Landauer.

Su publicación fue compartida miles de veces en la red social. El protagonista de la historia se rió cuando ella le mostró las fotos y le pidió permiso para compartirlas, según Landauer.

La entrenadora se mostró sorprendida por la atención que recibieron sus fotos. "Por supuesto, estaba totalmente sorprendida, nadie se espera tanto interés".